Más de 5.100 gargantas corearon. «¡Esto sí que es un pedazo E-QUI-PO!»

.

No importó la derrota. Ni la eliminación del playoff. El Iberostar Tenerife y 5.176 aficionados despidieron la temporada con una nueva noche mágica en el Pabellón Santiago Martín.

El conjunto aurinegro exprimió hasta el final sus opciones ante el actual campeón de la Euroliga, y la «FIEBRE AMARILLA» premió su enorme esfuerzo en pie y con una ovación de lujo, al tiempo que gritó bien alto: «¡ESTO SÍ QUE ES UN PEDAZO EQUIPO!», momento que recogieron las cámaras de televisión.

 

Fue una velada de emociones a flor de piel la vivida gracias a la comunión entre el equipo y la grada. La guinda a una campaña inolvidable. Así retrató CBC TV, canal oficial youtube del club canarista, las sensaciones de una nueva fiesta en clave aurinegra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *