Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD Tenerife

Cordero tiene la llave del fichaje de Manu Molina por el CD Tenerife

Su agente admite conversaciones para desvincularse del Real Zaragoza, "pero de momento no sale"

Manu Molina. LaLiga

Nadie podía presagiar hace tan solo unas semanas, cuando Juan Carlos Cordero se desvinculaba del Tenerife a petición propia, que el exejecutivo blanquiazul iba a tener la llave para acercar al representativo a uno de los fichajes más codiciados por la nueva comisión deportiva. Se trata del centrocampista Manu Molina, como así avanzó ayer EL DÍA, y la complejidad de la operación radica en que tiene contrato con el Real Zaragoza (el nuevo equipo de Cordero) para esta temporada y otra más.

«De momento no sale», es la respuesta que ha dado el cartagenero al agente del pivote, Raffaelle Pandalone, quien ayer atendió a este periódico y confirmó la existencia de conversaciones con el propósito de lograr la desvinculación. «Lo primero sería arreglar con el Zaragoza y nos han dicho que no sale porque tiene contrato por un año y medio más», confirmó el profesional italiano. «Estamos hablando, sí», fue otro de sus escuetos mensajes en conversación telefónica. Sin desmentir el interés del representativo, comenta el agente que Molina «no puede tener ilusión por el Tenerife cuando tiene contrato con su actual club».

Manu ha transmitido al conjunto maño su voluntad de salir por el cambio de rol que ha producido el fichaje de Fran Escrivá en sustitución de su gran valedor, Juan Carlos Carcedo, el técnico con el que el centrocampista andaluz firmó sus mejores dígitos y rendimiento en las filas del Ibiza. Ha pasado Molina de ser indiscutible a principios de temporada a asumir un papel más residual, con participación solo en las segundas partes, como ocurrió el pasado domingo en la derrota de los blanquillos contra el Sporting.

La del Tenerife es la proposición que más seduce a Molina, ávido de dar un giro en su carrera en estos momentos, a sus 31 años de edad. No obstante, también hay otros dos clubes de Segunda que se han interesado por su situación actual, primero el Cartagena y a continuación el Albacete.

Un posible fichaje del pivote de Huelva por el representativo dejaría en una situación muy comprometida a Pablo Larrea, en el ostracismo desde hace varias semanas y relegado a una posición indeseada aunque ya esté en plenas condiciones de jugar. No obstante, es la operación Molina igual de difícil como casi todas las planteadas por el Tenerife en esta ventana de enero. En este caso, Cordero tiene la última palabra.

Castel ya es libre y se acerca a Burgos


Sergio Castel, uno de los delanteros tanteados por el Tenerife en las últimas fechas, anunció ayer su desvinculación del Ibiza, club que poseía sus derechos federativos. De este modo, ya es libre para elegir destino. El cuadro blanquiazul no hará un último esfuerzo por mejorar la oferta del Burgos, el mejor posicionado para hacerse con sus servicios, pues Luis Miguel Ramis ha transmitido en la comisión deportiva su deseo de esperar por las primeras opciones. Todo apunta a que el club hará entre dos y cuatro refuerzos antes del 31 de enero. Las demarcaciones donde más urge dar altas son el lateral izquierdo y el eje de la retaguardia, pero se ha peinado el mercado también en busca de gol y con la idea de reformar la sala de máquinas. Es en esta última parcela donde preocupa el exiguo protagonismo que está teniendo Corredera, ávido de recobrar el nivel que tenía antes de su visita al quirófano.

Compartir el artículo

stats