Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manu Molina, el pivote elegido por el CD Tenerife si sale del Real Zaragoza

La comisión deportiva tantea al jugador onubense y a su representante, que ya han sugerido al club maño su deseo de cambiar de aires

Manu Molina, durante un partido con el Real Zaragoza. El Día

El onubense Manu Molina es el objetivo casi imposible que ha elegido el CD Tenerife para elevar el nivel competitivo en su sala de máquinas. Dispuesto a fajarse por sus primeras opciones hasta el cierre del mercado, el representativo se ha fijado para esta parcela del campo en un jugador con contrato en vigor y que está teniendo minutos en su club actual, el Real Zaragoza que ahora comanda Juan Carlos Cordero.

Es una operación de alta dificultad, como casi todas las planteadas por la comisión deportiva tinerfeñista para su trabajo en esta ventana, pero en las oficinas del Heliodoro Rodríguez confían en que Molina logre desvincularse de su club en las próximas fechas. Solo si el futbolista y su agente, el italiano Raffaele Pandalone, consiguiesen que Cordero les diese la libertad, entonces el Tenerife se propondría acelerar para firmar a su objetivo. En este sentido, hay otros dos equipos de Segunda que ya lo han intentado, como son Cartagena y el Albacete, club al que aún interesa el mediocampista andaluz.

Según ha podido confirmar EL DÍA, Molina ya se ha dirigido a Cordero para plantearle una posible rescisión anticipada de su contrato apelando al escaso margen de protagonismo que está hallando con el actual entrenador, Fran Escribá. Su cuota de minutos era mucho mayor a las órdenes de Juan Carlos Cardero, hombre con el que coincidió en el Ibiza, ahí donde Manu ofreció sus mejores prestaciones.

Con los baleares disputó un total de 38 partidos, siendo titular en 35 de ellos. También fue pieza imprescindible en el curso del histórico ascenso ibicenco, también con Carcedo a los mandos. Antes, brilló como canterano del Espanyol. Desde entonces y hasta la fecha ha construido una sólida carrera con 35 goles anotados y 11 asistencias en más 400 partidos oficiales. De ellos, 107 han sido en Segunda y siete en la máxima categoría.

Operaciones en curso

El éxito de la operación Molina depende en gran medida de Cordero y sus otras gestiones para liberar masa salarial en el Zaragoza. De momento, se está centrando en las desvinculaciones de James y Petrovic, pero si se le enquistasen es muy probable que tuviese que dejar ir al andaluz, que este domingo volvió a ser suplente en la visita de los maños a El Molinón.

Entretanto, el Tenerife deshoja la margarita respecto a su delantera, donde ya tiene un acuerdo con Loren con el Real Betis y con el entorno del futbolista; y está a la espera de que el profesional marbellí llegue a un acuerdo de salida con los verdiblancos. Si éste no se produjera, la operación podría truncarse. De ahí que se exploren vías alternativas y a su vez compatibles con la contratación de Loren Morón. Una de ellas es el fichaje a coste cero del ariete madrileño Sergio Castel, cuyos derechos federativos posee el Ibiza, si bien ya está desligado (y sin ficha) de la rutina deportiva de los baleares.

La profunda y ambiciosa reconfiguración de plantilla que prevé hacer el Tenerife se completaría con el fichaje de un lateral y un central. Si bien para el costado izquierdo de la defensa está costando hallar un futbolista de garantías (hay varias operaciones abiertas), para el eje de la retaguardia está clara cuál es la priorida de la comisión deportiva: Kike Salas, ya con un principio de acuerdo bajo el brazo para su llegada a la Isla. Solo falta que el Sevilla FC dé luz verde a la transacción, sin opción de compra. Este lunes puede ser el día D.

Compartir el artículo

stats