Antes de acceder a una jubilación anticipada o plantearse si quiera esta opción, es conveniente que el trabajador analice la letra pequeña y conozca qué consecuencias tendrá esta decisión a la hora de cobrar la pensión. Por ejemplo, en el caso de que un empleado decida jubilarse a los 63 años, tiene que saber que la Seguridad Social le penalizará, es decir, perderá dinero. Sin embargo, el Estado premia a aquellos que quieren o pueden alargar su vida laboral.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a la jubilación anticipada?

Lo primero que debe saber un trabajador que quiera jubilarse antes de tiempo es que para poder acceder a su pensión de forma anticipada tendrá que tener una serie de años cotizados. En segundo lugar, se le aplicará un coeficiente reductor trimestralmente. Será según los años cotizados por el trabajador, que deberá reunir al menos 35 de vida laboral para poder acceder a la jubilación antes de tiempo. Tercero, el trabajador que tenga menos de 63 años no podrá jubilarse de manera anticipada.

¿Cuánto dinero me van a quitar?

Pues dependerá de cuántos años tenga cotizados pero si la cotización está por debajo de los 38 años y seis meses, se le aplicará un coeficiente del 1,875% cada tres meses. Sin embargo, si ha trabajado más de 38 años y seis meses pero menos de 41 años y seis meses, el coeficiente a aplicar será de 1,75%.

En el caso de que la cotización esté entre los 41 años y seis meses y los 44 años y seis meses, ese porcentaje se reduciría al 1,625%. Una vez que se rebasen los 44 años y medio, se aplicaría un coeficiente del 1,5%.