Colocó el barril de cerveza en el patinete, se sentó encima y se dispuso a circular por las calles del centro de Santa Cruz de Tenerife. Este vídeo demuestra que la realidad, en muchas ocasiones, a la ficción. Las imágenes del vídeo se grabaron recientemente en la capital tinerfeña, más en concreto, en la calle República de Honduras, y muestran el último capítulo de temeridad en las carreteras isleñas, pues un hombre conduce un patinete subido a un barril de cerveza y, además, portaba otro en el regazo.

"¿Esto es en serio?", se preguntan incrédulos en uno de los muchos vehículos que fueron testigo de esta peligrosa maniobra. "¿Eso es un vehículo ecológico no?", bromean.