Era el secreto mejor guardado para su gran noche pero la portada de la revista Lecturas ha puesto en jaque el momento más importante de Cristina Pedroche. La mencionada publicación ha revelado, a golpe de exclusiva y con una portada, que la presentadora está embaraza de su primer hijo y que Pedroche tenía pensado contarlo al mundo durante la retransmisión de las Campanadas de Fin de Año que, una vez más, vuelve a presentar junto a Alberto Chicote.

Cada año, Pedroche tiene la complicada misión de darle la vuelta a lo que ya es un espectáculo histórico en la televisión de nuestro país y, sin duda, este año iba a ser el más bonito y especial para la vallecana. "Este año es el año del mensaje. Es el año que me gustaría que hubiese un poco de lagrimita. Toca lagrimita, creo que la gente va a llorar. Lo pienso y me emociono muchísimo” dijo Cristina cuando fue preguntada por cómo tenía enfocadas estas campanadas.

Sin embargo, en unas declaraciones en exclusiva para la revista SEMANA, el entorno más cercano de la presentadora desvela cómo se encuentra la comunicadora tras la filtración de su embarazo y cómo afrontará estas horas claves hasta que reaparezca ante las cámaras en la Puerta del Sol.

Molesta y enfadada

Pese a que Cristina Pedroche se encuentra en el que, probablemente, sea uno de los momentos más dulces de su vida, su círculo directo reconoce a la mencionada publicación que está "apenada y molesta" por la filtración de su embarazo. "Está apenada porque es algo que le habría gustado anunciar a ella, pero es consciente de que va a arrasar. Si antes era evidente que Antena 3 iba a mantenerse a la cabeza en la noche de las Campanadas", explican a la revista.

Además, su entorno ha desvelado que Cristina Pedroche está molesta por la filtración de la noticia. "Sabe y es perfectamente consciente de que una revista no saca una noticia así con cuatro fotos saliendo de un hospital. Alguien cercano a ella lo ha confirmado y eso es lo que más le chirría, no lo entiende".