Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El albergue para senderistas de San Juan de la Rambla busca gestor

El próximo lunes 2 de mayo concluye el plazo para solicitar su concesión durante diez años

Imagen aérea del albergue del Mazapé El Día

Siete años después de su cierre, deterioro y posterior restauración, el antiguo mirador del Mazapé, en la zona alta de San Juan de la Rambla, afronta una nueva vida reconvertido en un novedoso albergue rural para senderistas. El Ayuntamiento ramblero cerrará este lunes 2 de mayo el plazo para presentar ofertas para hacerse con el arrendamiento y explotación, por un periodo de 10 años, de este servicio y del cercano molino de gofio del Pico de la Grieta. El municipio busca un gestor que se encargue de poner en marcha dos instalaciones que ayudarán a reposicionar a San Juan de la Rambla en el mapa turístico insular.

El mirador del Mazapé es una joya y, a la vez, un suplicio para San Juan de la Rambla. Su construcción comenzó en los últimos años del siglo XX, costó 725.000 euros y se inauguró en 2005. Sus espectaculares vistas panorámicas de todo el norte, desde Buenavista hasta Punta del Hidalgo, son un atractivo innegable, pero su aislamiento impidió que funcionara como restaurante. Fracasaron tres concesiones administrativas y la instalación se cerró en 2015. Los actos vandálicos esquilmaron y destrozaron el antiguo mirador hasta que, en noviembre de 2018, el Consistorio inició las obras de reforma, que costaron más de 200.000 euros.

La rehabilitación concluyó a mediados de 2019, pero la licitación de este albergue con capacidad para 22 personas se topó con el cambio en la Alcaldía y la pandemia posterior, lo que ha retrasado su conclusión hasta 2022. El alcalde de San Juan de la Rambla, Ezequiel Domínguez (PSOE), anunció a mediados de abril el inicio del periodo de licitación de la explotación, mediante arrendamiento, del nuevo albergue del Mazapé para el ejercicio de actividad de albergue rural, además del molino de gofio del Pico de La Grieta y entorno de ambos espacios. «Cumpliendo así con el compromiso de rescatar de la ruina el edificio del antiguo Mirador del Mazapé gracias a una remodelación integral que lo dotó un nuevo uso más acorde al entorno y a las necesidades del municipio», detalló.

Albergue del Mazapé El Día

Ese periodo concluye este lunes y en el Consistorio ramblero confían en que el proceso concluya de manera satisfactoria para que esta instalación pueda ponerse en servicio antes de que termine el año. Para el alcalde, «que el albergue para senderistas comience a funcionar en breve, junto al atractivo que representa un molino de gofio convertido en museo, supondría un hito para el sector turístico local y se convertiría en un recurso clave para el desarrollo de nuestra estrategia de atracción de visitantes».

El Ayuntamiento ramblero promueve el arrendamiento del albergue rural del Mazapé, junto al molino de gofio del Pico de La Grieta, que ofrecerá un servicio inexistente en la comarca.

decoration

Se prevé un contrato inicial de 10 años de duración, con la posibilidad de prórroga por periodos anuales hasta un máximo de 20 años. Este inmueble cuenta con una superficie de 284 metros cuadrados distribuidos en cinco dormitorios con capacidad para 22 senderistas, comedor, aseos, recepción, almacén y lavandería, además de varias zonas ajardinadas y un amplio aparcamiento. Situado en el espacio natural protegido Los Campeches, Tigaiga y Ruiz, se encuentra en medio de varios senderos de gran importancia que recorren el Barranco de Ruiz y unen la zona costera con el monte y el Parque Nacional de Teide.

En la licitación se incluye también el molino de gofio Pico La Grieta, restaurado en 2014. Se trata de uno de los pocos molinos que se conservan en la zona y que usaba como fuente de energía el agua. Cuenta con un almacén, un cuarto auxiliar y un aljibe, además de una finca anexa compuesta por huertas y bancales que rodean la zona. Situado en la parte superior del parque de Barranco Ruiz, junto al acceso al barrio de La Rambla, dispone de una entrada recién restaurada que lo conecta con el parque y con el sendero que bordea el barranco.

Molino de gofio del Pico de la Grieta, en San Juan de la Rambla El Día

Compartir el artículo

stats