Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Juan de la Rambla recibe 1,6 millones para rehabilitar la casona Delgado Oramas

La obra para restaurar este inmueble y convertirlo en un pequeño hotel escuela tendrá una duración de 24 meses

28

Casona Delgado Oramas

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias ha concedido ya al Ayuntamiento de San Juan de la Rambla la subvención directa de 1.614.345 euros que hará posible la anhelada restauración de la histórica casona Delgado Oramas, del siglo XVIII, y su reconversión en un pequeño hotel escuela emblemático, que será el primero del casco ramblero. El Ayuntamiento invirtió a principios de 2021 unos 200.000 euros en la adquisión de esta casa al borde de la ruina.

El alcalde de la Villa de San Juan de la Rambla, Ezequiel Domínguez (PSOE), celebraba ayer la noticia de la tramitación de esta subvención directa «que va a permitir que se inicien pronto las obras de recuperación de esta icónica casona». Para el mandatario norteño, «San Juan de la Rambla y su patrimonio están de enhorabuena. Y por un doble motivo. Por un lado porque conseguiremos evitar la ruina y el previsible derrumbe de una de las casonas del casco histórico más representativas de la arquitectura del siglo XVIII y, por otro, porque es de celebrar que el Gobierno de Canarias, a través de la Dirección de Infraestructura Turística que dirige Fernando Miñarro, haya tenido sensibilidad con nuestra petición y haya entendido la importancia de esta obra para el desarrollo turístico del municipio y del resto de la comarca».

«Gracias a esta aportación, que en un principio sufraga el total de la actuación de rehabilitación de la infraestructura, podremos cumplir con una vieja demanda municipal y convertir la construcción en el epicentro del desarrollo turístico del casco. Apostamos por la creación de un hotel rural que sirva como centro de empleabilidad y formación. Para ello debemos iniciar en breve el proceso de licitación y adjudicación. Una vez concluido este procedimiento, está previsto que la obra proyectada dure 24 meses», según explica Ezequiel Domínguez. Si no hay retrasos, la actuación podría concluir en el año 2024.

Casona Delgado Oramas Carsten W. Lauritsen

Fernando Miñarro considera que «la recuperación de este inmueble del siglo XVIII para convertirlo en hotel emblemático y punto de información turística es un ejemplo de cómo podemos conservar y poner en valor nuestro patrimonio histórico y cultural. Además, contribuye a la promoción de un modelo turístico responsable, que potencia el desarrollo económico local y la creación de empleo de una manera sostenible».

Las obras planteadas consisten en la recuperación de la edificación para ponerla en uso público, «teniendo especial cuidado en respetar el estado original». Cada planta será adaptada para las necesidades del futuro hotel. El sótano se dedicará a almacén, y la planta baja a las zonas comunes para el hospedaje, el comedor, la recepción, el jardín, la piscina, el solárium y el punto de información turística. En la primera planta estarán las habitaciones, todas dobles y con baño privado, y en la última planta se habilitarán dos habitaciones de categoría especial con terraza.

Casona Delgado Oramas Carsten W. Lauritsen

Situada en la calle La Alhóndiga, la casona Delgado Oramas ocupa una superficie de 594 metros cuadrados. Se edificó en el tercer cuarto del siglo XVIII, aunque a lo largo de los siglos ha sufrido varias modificaciones. Cuenta con dos pisos y una tercera planta interior que se distribuye en torno a un patio principal al que se accede por dos zaguanes. El traspatio está conformado por una larga galería abierta con cubierta de teja, piso de losas, madera de tea y destiladera, que da acceso a un amplio jardín. El exterior supone un mestizaje de la arquitectura de la época y del siglo XIX, ya que la fachada fue reformada para reparar los daños causados por el gran aluvión de 1826.

Compartir el artículo

stats