Agentes de la Patrulla Rural de la Compañía del Puerto de la Cruz (PRC), mientras realizaban un punto de verificación de vehículos y personas en la zona de la calle Antigua, en La Victoria de Acentejo, han detectado un vehículo con un saco de lapas negras dentro.

Al ser preguntado el conductor por el origen no supo indicarlo ni aportar documentación alguna por lo que los agentes procedieron a intervenir el marisco, cuyo peso ascendía a 35,60 kilos.

El acusado es reincidente y ya ha sido denunciado anteriormente por hechos similares, detalla la Guardia Civil en una nota.

Por ello, los agentes realizaron la correspondiente denuncia por infracción a la Ley 17/2003, de 10 de abril, de Pesca de Canarias, dirigida a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias en relación con el transporte del marisco en un vehículo particular sin documento o factura que pudiera indicar su trazabilidad u origen del marisco.

Carecía, por tanto, de control fitosanitario, con el consiguiente riesgo para la salud que pudiera conllevar si fuera destinada al consumo humano, resalta la Guardia Civil.