Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bienvenidos al Tigulahe

Simbeque Project, la banda que reivindica el folclore canario a través del jazz y del ‘world music’, presenta su cuarto trabajo discográfico con un enfoque didáctico

Concierto de Simbeque Project. | | E.D.

El tambor gomero o las chácaras son instrumentos significativos del folclore canario, no solo el timple. La música cambia, evoluciona y tiene unos orígenes que a veces se olvidan. Volver a ellos y adaptarlos a la contemporaneidad es uno de los objetivos del grupo de 11 músicos Simbeque Project, banda que presenta su cuarto trabajo discográfico con la intención de educar y dar a conocer las profundidades de su labor creativa.

Tigulahe es el nombre que recibe la zona en la que se encuentra el Árbol Gaoré o Árbol Sagrado en El Hierro, un árbol conocido por haber salvado a los bimbaches, los primeros pobladores de la Isla. Tigulahe representa también una zona de reunión y esto es lo que Simbeque Project ha querido evocar, de algún modo, en su último trabajo discográfico que, a diferencia que los tres primeros (Volumen I, Volumen II y Volumen III), lleva un nombre concreto.

Y el nombre no es lo único que lo hace especial. Este disco cierra de algún modo su primera trilogía, esa en la que durante años, han llevado por bandera el folclore canario de una forma muy particular. Este último volumen es un proyecto educativo presentado en forma de sexteto para el que se han elegido dos canciones de cada uno de sus discos previos. Seis canciones que recuerdan momentos especiales, que los trasladan a esas veces en las que el público ha disfrutado con ellas y que se ofrecen como base didáctica de un libro en el que desgranan las claves de sus melodías y arreglos: Aires de Lima, Tango Herreño, Cho Juan Periñal, Endecha Guanche, Folía e Islas Canarias.

Carátulas de los discos del grupo de jazz y 'world music' Simbeque Project Simbeque Project

"Por un lado, son los temas que más hemos tocado, los que han tenido buena respuesta del público. También está la parte de los recuerdos que nos traen, de cuándo lo hicimos, de cómo lo hicimos, de qué queríamos contar... Al final lo que te mueve el alma, te lo mueve más que el cerebro. Como el resto del proyecto es tan analítico, queríamos equilibrar la balanza con esta parte emocional", explica Miguel Manescau, director artístico de esta banda de 11 músicos.

El objetivo principal del libro que acompaña a Tigulahe, que también puede descargarse en versión PDF en su página web, ha sido, según puntualiza el director, “realizar un método dónde expusiéramos todo el proceso, tanto de investigación previa en la música de raíz, como la posterior evolución de los arreglos al movimiento más moderno que hacemos nosotros”. El manual que acompaña a su cuarto trabajo tiene dos líneas de acción: una pensada para los estudiantes de música y otra para todos los públicos en la que abordan el proceso de creación de una forma más genérica. Para estos primeros, además del mencionado PDF, hay disponibles unas pistas de acompañamiento que, como explica Manescau, "cada alumno puede tocar encima de ellas, para que no sea todo tan teórico y el interesado pueda sentirse un miembro más de Simbeque".

Actuación y educación

Simbeque Project nace en 2015 con el objetivo de reivindicar y rendir homenaje al folclore canario a través del jazz y el world music. Como casi todos los integrantes de la banda son docentes, el objetivo educativo ha estado presente desde los orígenes del grupo. "En 2019 ya dijimos que lo teníamos que hacer, porque desde el principio el proyecto ofrecía también una serie de masterclass y seminarios", declara Manescau.

Para el director artístico y para el resto de la banda es muy importante esta labor educativa y que el proyecto vaya más allá de la exhibición. "Nosotros tenemos que tener una función social también, no se trata únicamente de subirte en un escenario a tocar y ya está, hay que aportar algo más a la sociedad, algo más que el concierto final que es un resultado y no el fin", sentencia el director de Simbeque Project.

La relevancia del folclore

En estos años el grupo se ha consolidado de forma notable, tal y como prueban los datos: están a punto de alcanzar la cifra de 100 conciertos. Pero Manescau lo deja claro: estos resultados han venido tras mucho esfuerzo, de una ardua búsqueda para lograr la internacionalización del proyecto que han llevado hasta Estados Unidos o Colombia.

Con respecto a su éxito, Manescau explica que no es una cuestión de que el público reciba bien o no el proyecto, sino que es una cuestión que depende directamente del papel de la industria musical. "La aceptación viene dada por la promoción que tenga el sello que hay detrás de una banda. Y nosotros somos un sello autoproducido y no tenemos la misma promoción que pueden tener Rosalía o Maluma".

«La música canaria no puede ser solo la que lleve timple sino toda la música que se haga en el Archipiélago»

Miguel Manescau - Director artístico de Simbeque Project

decoration

Por ello, para el director artístico de Simbeque Project, es muy importante el papel de las administraciones públicas y de su dedicación a las bandas locales. "Tiene que haber un compromiso de la administración de apoyo a todo el producto local, no solamente en lo que respecta al folclore, sino de defender la música canaria. Y la música canaria no puede ser solo la que lleve timple sino toda la música que se haga en el Archipiélago", apunta el director artístico.

Mirar a África

Uno de los rasgos que más define a las Islas y su folclore es el de la tricontinentalidad. Con ella como base, el próximo trabajo que Simbeque Project tiene entre manos es el de hacer un volumen dedicado exclusivamente a África, el olvidado continente vecino. Este disco, que saldrá en 2024, quiere "ir al origen real de quiénes eran los pobladores de estas Islas antes de la conquista", explica Manescau. Para ello, durante el año 2023 la banda hará trabajo de campo en el norte africano tras el que se adentrarán en un proceso de composición que beba de esta labor de investigación.

Así, Simbeque Project pretende realizar una serie de canciones propias con "sabor norafricano" que para este grupo es "una tarea pendiente", la de mirar a esos vecinos que "son nuestros primeros pobladores". Así lo destaca Manescau: “Se nos ha impuesto un folclore después de la conquista que de canario tiene bien poco y de africano no tiene absolutamente nada”. Mirar a África y, más adelante en un quinto volumen a Latinoamérica, son sus próximos objetivos. Sin dejar de hacer música. Sin dejar de educar.

Compartir el artículo

stats