Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transporte terrestre | El 1 de enero entra en vigor la ‘gratuidad’ de las guaguas

El Ejecutivo quiere que el bono gratis sirva para las guaguas de todas las islas

Cabildos y Gobierno autonómico aspiran a crear un ‘anillo regional’ de transporte terrestre y calculan siete millones más de viajeros el próximo año

Guaguas de Titsa circulando hacia el Intercambiador de Santa Cruz. Carsten W. Lauritsen

Desde este domingo, 1 de enero de 2023, los usuarios habituales de las guaguas no tendrán que pagar ni un euro por subirse al vehículo y recorrer cualquiera de los trayectos. Podrán ir de un extremo a otro de su isla, con independencia de la distancia y del horario, con solo introducir su abono en la máquina. Y lo mismo para los usuarios del tranvía metropolitano de Tenerife, a quienes el nuevo año también les regala bonos gratis. Si todo marcha como está previsto, la red regional de guaguas registrará el próximo año siete millones de viajeros más gracias a la gratuidad del servicio. Además, la idea del Gobierno autonómico es que los residentes puedan usar sus abonos en todo el Archipiélago. Es decir, que un ciudadano de Mogán coja la guagua hasta el aeropuerto con su bono gratuito, suba a su avión, aterrice en Tenerife y utilice esa misma tarjeta para desplazarse hasta, por ejemplo, el Puerto de la Cruz. Y viceversa. En otras palabras: la intención en la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, que dirige Sebastián Franquis, es aprovechar los primeros meses de abonos gratis para tratar de integrar los distintos sistemas y tecnologías de las empresas que prestan el servicio en cada isla –Titsa en Tenerife, Guaguas Municipales y Global en Gran Canaria, TILP en La Palma...– y crear así una suerte de anillo regional del transporte terrestre.

El presidente del Ejecutivo del Archipiélago, Ángel Víctor Torres, representantes de los siete cabildos insulares y el propio Sebastián Franquis suscribieron este jueves el protocolo para la puesta en práctica de los bonos gratuitos. Una medida que Coalición Canaria (CC) logró arrancarle al Gobierno de Pedro Sánchez a cambio de su apoyo a los presupuestos generales del Estado para 2023. Hay que recordar que el Ejecutivo central, como parte de sus medidas contra la inflación y los efectos de la invasión rusa de Ucrania, decidió antes del pasado verano la gratuidad de los trenes de cercanía y de media distancia de la Península. En el Archipiélago, que carece de estas infraestructuras, la medida se tradujo en una rebaja del 50% del billete de las guaguas, tanto en trayectos interurbanos como en las rutas urbanas, esto último en exclusiva para las Islas. Lo que para el Gobierno regional fue un logro –el argumento era que aunque aquí no hubiera un gratis total el gasto para las arcas estatales resultaba mayor–, para la oposición, en especial para CC y PP, era un evidente agravio comparativo. Sea como sea, la rebaja del 50%, que entró en vigor el 1 de septiembre, ha dado lugar a que el número de viajeros se incremente un 14% en este último trimestre del año. Y la previsión es que los abonos gratis propiciarán en 2023 un aumento extra del 4%.

Los usuarios deben utilizar la tarjeta un mínimo de 15 veces al mes para no tener que pagar

decoration

Las guaguas transportaron a lo largo de 2021 un total de 107 millones de viajeros –un usuario contabiliza como viajero cada vez que se sube al vehículo–. Una cifra que en 2022, una vez superado lo peor de la pandemia de coronavirus y gracias al empuje de la rebaja del 50%, llegará a alrededor de 121 millones, según los primeros cálculos de la Dirección General de Transportes del Gobierno de Canarias. Unos 121 millones que el próximo año, siempre de acuerdo con las previsiones iniciales, serán en torno a 127. La política de bonos gratis sumará así entre seis y siete millones de viajeros extras. Todo un desafío, tal como reconocieron los representantes institucionales, para las empresas que gestionan el servicio, sobre todo las de las islas capitalinas.

Ángel Víctor Torres confía en que el alza de la demanda no deteriore la calidad del servicio

decoration

Los gerentes de las firmas que prestan el servicio de guaguas avisaron que no había tiempo material para afrontar de golpe y porrazo un incremento tan fuerte de la demanda. Faltaba personal y faltaban vehículos –la guagua que se compra hoy no se incorpora a la flota hasta más de un año después–, de ahí que manifestaran su preocupación. Sin embargo, una reciente reunión en Madrid con el Ministerio sirvió para que Franquis consiguiera el compromiso de que los 81 millones de euros que inicialmente aporta el Estado se incrementen si es necesario. Eso y que los dineros puedan destinarse para mejoras en el servicio que no estaban previstas. Con esta garantía económica, con el refuerzo exprés de las plantillas, con la reorganización de las rutas y horarios y con las nuevas guaguas que poco a poco vayan llegando, Torres confía en que el servicio sea «lo mejor posible». «Haremos todos los esfuerzos para que sea un éxito», aseguró.

Las actuales tarjetas, aunque ya a coste cero, podrán seguir usándose hasta el 28 de febrero

decoration

Una vez más, Franquis recordó, para que nadie se lleve a engaño, que lo que entra en vigor este domingo no es una gratuidad en sentido estricto. De entrada porque los billetes sencillos habrá que seguir pagándolos, y en segundo lugar porque la medida es para residentes, no para los millones de turistas que visitan las Islas. La guagua será gratis para los usuarios «recurrentes», esto es, esos ciudadanos que tienen su bono –el bono joven, el de familias numerosas, el sénior...– y que lo usan con frecuencia. También, por supuesto, para quienes se saquen el abono por primera vez, pero en todo caso deberán utilizarlo al menos 15 veces al mes para que no les cobren al renovarlo. Si se usa en 14 viajes, habrá que seguir pasando por caja. No en vano, el objetivo es promover el transporte público y descongestionar las carreteras en la medida de lo posible, lo que se consigue captando usuarios regulares o habituales, no esporádicos. Además, los abonados canarios utilizan su tarjeta una media mensual de entre 60 y 65 veces, con lo que no tendrán ningún problema para cubrir el mínimo de viajes, precisó el consejero. Los actuales abonos continuarán en funcionamiento –aunque ya gratis– hasta el 28 de febrero, cuando todos los usuarios deberán haber migrado ya al nuevo bono residente. El siguiente objetivo, el más ambicioso, es que el usuario pueda utilizar su tarjeta en las guaguas de cualquiera de las islas.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, calificó de «oportunidad histórica» la que se presenta con los bonos gratis para generalizar el uso del transporte público. «Estamos preparados», enfatizó Martín y corroboraron su homólogo en el Cabildo de Fuerteventura, Sergio Lloret, y el consejero de Transporte y Movilidad de la corporación grancanaria, Miguel Ángel Pérez del Pino.

Compartir el artículo

stats