Priorizar temas para que un «encuentro de cortesía», en palabras del presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, o «protocolario», según su homólogo de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA-Canarias), Juan Carlos Arricivita, sea lo más provechoso posible. En ese breve orden del día ideal para la reunión que hoy mantendrán los presidentes de España, Pedro Sánchez, y Canarias, Ángel Víctor Torres, y a cuya confección se sumó el presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco, deben estar presentes el respeto al Régimen Económico y Fiscal (REF), el reparto de los fondos de la Unión Europea (UE) para la recuperación o la migración, entre otros.

Cambio de agenda a petición de Moncloa. Finalmente la reunión entre los jefes de los ejecutivos canario y central tendrá lugar a la una de la tarde en el lugar previsto, el castillo de San José de la capital lanzaroteña. También se movió de hora el acto que se desarrollará en A Casa (Tías) y en el que se darán a conocer algunos de los actos que conmemoran el centenario del nacimiento del Premio Nobel de Literatura portugués, José Saramago. Estaba previsto para las once de la mañana y finalmente se celebrará una hora más tarde.

Este evento, para el que ya estaba confirmada la presencia del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, contará con la participación de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el delegado del Gobierno central en el Archipiélago, Anselmo Pestana.

«El presidente del Gobierno de España está de vacaciones y va a mantener un encuentro con un amigo y compañero de partido», señaló Manrique de Lara en torno a la reunión. En el mismo tono, Arricivita pronosticó que en tan escaso tiempo «les dará tiempo a hablar de la familia y poco más». Ese remanente es el que a juicio de José Carlos Francisco hay que aprovechar al máximo, porque tres cuartos de hora es tiempo suficiente para «tocar al menos dos temas de importancia».

En el actual contexto, una de las principales preocupaciones es la manera en que el Archipiélago logrará superar la crisis. De ahí que el presidente de la CCE señalara como una necesidad principal que Pedro Sánchez «dedique tiempo a conocer el impacto diferencial que la pandemia ha tenido en el Archipiélago». Sobre todo, porque ese ejercicio le «ayudará a tomar decisiones» a la hora de dibujar las líneas por las que transitar en el camino a la recuperación.

Por ejemplo, que Madrid opte por la senda seguida por la UE con España ante la especial incidencia que el parón ha tenido en su economía y priorice a Canarias a la hora de repartir las ayudas. En esa línea, Francisco añadió la necesidad de conocer «rápidamente cómo se van a distribuir entre las comunidades autónomas los fondos Next Generation». Será a partir de esa decisión cuando puedan comenzar a cristalizar las inversiones y se genere empleo, de ahí la premura que demanda el presidente de la patronal tinerfeña.

Sin abandonar el ámbito de la ayuda desde el sector público, Juan Carlos Arricivita, aseguró que el dinero repartido hasta la fecha no ha llegado «en tiempo y forma». Además, «muchos autónomos» de las Islas, no han podido acceder a esas subvenciones. Entre otras cuestiones porque tras más de un año de restricciones y, en el caso de los que se desempeñan, directa o indirectamente, en el sector turístico, por la falta de demanda, no son mayoría los que pueden estar al corriente de pagos con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Esa era una de las condiciones necesarias para acceder a dichas ayudas directas.

Por tanto, en opinión del representante de los trabajadores por cuenta propia, se hace necesario explicar a Pedro Sánchez que se debe «ayudar a quienes ni siquiera han podido conseguir esa inyección de dinero para paliar parte de sus pérdidas». A ello añadió la necesidad de volver a prorrogar los ERTE más allá del 30 de septiembre para garantizar la pervivencia de los negocios hasta el momento en que la maquinaria turística pueda volver a arrancar.

Para ello, todos aluden a la necesidad de incrementar la tasa de vacunación por encima del 80%. «De este asunto sí hablan continuamente ambas administraciones», señaló José Carlos Francisco. A partir de conseguir la inmunidad de rebaño, «Pedro Sánchez tiene que entender que se necesitan intensas campañas institucionales para devolver la confianza a los principales mercados» y que en la temporada de invierno, la alta en el caso del Archipiélago, «regresen británicos, alemanes y nórdicos», expuso el presidente de ATA-Canarias.

El reciente encontronazo entre las dos administraciones a cuenta de los incentivos a las producciones cinematográficas llevó a Manrique de Lara a recordar la necesidad de que Sánchez «entienda la importancia de ser respetuoso con el REF y el Estatuto de Autonomía de Canarias». Las injerencias tienen reflejo en la seguridad jurídica, y esta en las potenciales inversiones que se ejecutan.

No es el único asunto que ha llevado al Ejecutivo regional a tener que dar un toque de atención a sus hermanos mayores de Madrid. José Carlos Francisco aludió a la necesidad de «mejorar el trabajo conjunto para responder al fenómeno migratorio». El pasado año, las Islas afrontaron durante mucho tiempo en solitario la atención de las personas llegadas a sus costas. La colaboración del Gobierno central tardó en llegar y lo hizo con una intensidad discutible.

Numerosos asuntos para tan poco tiempo. No obstante, Ángel Víctor Torres ya adelantó la pasada semana que este breve encuentro no convalida la visita que Pedro Sánchez tiene pendiente para, ya con los equipos de ambas partes, analizar de manera más profunda los retos a los que se enfrenta Canarias de cara a conseguir salir del pozo en el que se halla.