eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buenavista restringe el consumo de agua del grifo y reclama una desaladora

El Ayuntamiento buenavistero pidió en 2013 beneficiarse de la desaladora del campo de golf

Buenavista del Norte El Día

Buenavista del Norte ha restringido el consumo de agua de la red pública a toda la población de la zona baja del municipio por un incremento de los niveles de flúor causado por una avería en una planta privada de desalación de agua de mar. Este percance impide mezclar el agua que proviene de la galería de Vergara para reducir sus índices de fluoruro. La restricción, que se espera que dure en torno a 15 días, afecta a unos 3.000 vecinos de la localidad. El alcalde, Antonio González Fortes (SSP), recordó este miércoles 14 de septiembre que este municipio de la Isla Baja espera desde 2013 recibir parte del agua desalada del campo de golf y que, en 2015, impulsaron un anteproyecto de planta de desalación de agua de mar que siete años después «sigue pendiente de recibir el visto bueno del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (Ciatf)».

«Hemos aplicado desde este martes esta restricción preventiva para todas las edades porque, por experiencia, sabemos que los niveles de flúor van a subir. Una avería en la desaladora de la Comunidad de Regantes de La Monja nos ha impedido aportar el agua suficiente para bajar el flúor mediante las mezclas necesarias», detalló el alcalde.

La localidad de Buenavista del Norte espera abastecerse con agua de la desaladora del campo de golf del municipio desde que lo solicitó en marzo de 2013. Pese a que en 2014 el Cabildo anunció las obras que permitirían incorporar a la red pública el agua de esta instalación, y ya las ejecutó en gran medida, el municipio aún no recibe ni un litro de esta agua desalada. El obstáculo es, desde 2017, la discrepancia en el precio de venta del agua desalada de esta planta, que funciona en torno a un 20% de su capacidad real. Además, aún es necesario instalar un sistema de filtrado para que el agua desalada pueda incorporarse, para consumo humano, al depósito La Cuesta II desde la instalación deportiva.

Antonio González explica que a su gobierno le hubiera gustado asumir parte de la propiedad de esa desaladora de Buenavista Golf e insiste en recordar que «la mayor inversión ya está hecha». El Consistorio buenavistero no renuncia a beneficiarse de esta instalación y continúa en conversaciones con Balten y el Ciatf.

Además, desde el Ayuntamiento de Buenavista del Norte se impulsó, en 2015, un anteproyecto de desaladora sostenible para beneficiar a Buenavista y Los Silos. Iniciativa que quieren que el Ciatf recupere, lo que permitiría liberar muchísima agua de la galería de Vergara para el resto de la comarca. «Al principio no lo veían factible, pero ahora parece que hay otra predisposición en el Consejo Insular de Aguas de Tenerife y esperamos que pueda retomarse el proyecto». La primera gran desaladora pública del norte de Tenerife podría financiarse, además, con fondos europeos Next Generation, según apunta el alcalde.

González lamenta que la oposición del PSOE haya actuado ante esta nueva restricción «de forma electoralista y sin altura de miras, llegando incluso a pedir que empecemos a repartir agua embotellada. El suministro está garantizado, con restricciones de consumo, y sabemos que es una situación que afecta a municipios de toda la comarca de forma periódica».

Compartir el artículo

stats