Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

complejo ambiental

Arico constata motivos políticos en el rechazo a la compensación

El gobierno local valora como inaceptable la negativa por resarcir los daños del vertedero en base a un informe «que no la respalda»

Desde la izquierda, Juan José Armas, Sebastián Martín, Pedro Andrés González y Andrés Martínez. | | E.D.

«No queríamos pensar que la decisión de dar por rescindido el convenio para compensar a Arico por los perjuicios del vertedero era una decisión basada en colores políticos, pero ya no nos cabe duda». El alcalde, Sebastián Martín, se pronuncia en tales términos después de que el gobierno municipio confirmara ayer que «el informe acerca del convenio de las deseconomías no avala la postura del consejero insular del Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez Medina».

En este sentido, señaló que «si no es incompatible con los 700.000 euros que recibe Arico, el argumento que lleva utilizando Rodríguez Medina durante los últimos meses no se sostiene». Al respecto, insta al consejero y al presidente del Cabildo, Pedro Martín, «a dar explicaciones». El regidor asegura que «no se trata de una ayuda que nos da el Cabildo, es un derecho de los vecinos a ser indemnizados por soportar el vertedero cerca de sus casas». Martín espera la convocatoria de la reunión acordada entre ambas partes, que acuda el presidente insular «y tome la decisión correcta».

Rodríguez Medina aseguró al Pleno del Cabildo en dos ocasiones que ese convenio estaba caducado desde 2018 y que, en base al informe técnico, «dos subvenciones por el mismo concepto no son compatibles». Algo que no se refleja en el documento que firmó el jefe del Servicio Administrativo de Desarrollo Sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático el 26 de noviembre de 2020.

El informe incluye una cronología de la creación del vertedero y su evolución a Complejo Ambiental, alude al cambio en el tratamiento de los residuos, recuerda que el 21 de agosto de 2001 entró en vigor el convenio cuya renovación se solicita ahora –estuvo vigente hasta 2018– y señala que desde 2010 «se viene compensando al municipio» (unos 730.000 euros al año) por el Plan Territorial de Ordenación de Residuos de Tenerife. Asimismo, el técnico refleja que, «sin perjuicio de las consideraciones que puedan realizarse desde otra óptica, cabe afirmar que, actualmente, se está dando respuesta a la necesidad del Ayuntamiento de Arico de ser compensado por los posibles daños e incomodidades asociados a la existencia del Complejo Ambiental de Tenerife en su término municipal».

Para el portavoz del PP, Andrés Martínez, «ha quedado demostrado que el PSOE de Tenerife se mueve por intereses políticos y no quiere compensar a los vecinos de Arico». El también concejal de Urbanismo y Medio Ambiente dijo no entender por qué el PSOE local «quiere entrar en una guerra de partidos».

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Juan José Armas, tachó de «falta de respeto» la actitud y los pronunciamientos del Gobierno insular. «Primero, nos dicen que no existe dicho convenio; luego, se escudan en que está caducado porque lo dice un informe técnico. Hoy nos preguntamos cuál será su excusa ahora, que sabemos que no se refleja esa incompatibilidad en dicho informe. Como vecino, me indigna que se juegue con nuestros derechos».

Compartir el artículo

stats