50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

La Historia, el gran reto de la EBAU

Los primeros alumnos inician los exámenes en Canarias, que se prolongarán hasta el sábado - Las pruebas arrancan con la asignatura de Lengua y Literatura

26

Primer día de la EBAU 2022 en la Universidad de La Laguna Andrés Gutiérrez

La convocatoria ordinaria de la EBAU en Canarias ya ha dado comienzo con los primeros exámenes para el alumnado de la modalidad de Ciencias. La guerra de Ucrania y Federico García Lorca fueron los dos temas de esta prueba, pero los estudiantes tenían la mente puesta en la siguiente de las pruebas, la de Historia de España que, por la cantidad de temario, era una de las que más les preocupaba.

La guerra de Ucrania y Federico García Lorca protagonizaron el primero de los exámenes de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. La prueba de Lengua Castellana y Literatura II fue fácil para el alumnado de la modalidad de Ciencias que se congregaba desde las ocho de la mañana en el Campus de Guajara. Poco más de una hora tardaron en realizar este primer examen –que recibieron con aplausos cuando entró el personal en cada una de las aulas con el sobre con las pruebas– al que todos llegaban tan preparados que les resultó hasta sencillo de afrontar. Más preocupados se mostraba la mayoría por la prueba de Historia de España, que tuvo lugar en horario de tarde y para la que muchos reconocieron que era el examen para el que más habían estudiado. En cualquier caso, después del primer examen descendieron los nervios en una jornada en la que la normalidad volvió a reinar en las aulas que acogieron la prueba, a la que incluso acudieron algunos padres y madres.

Tras varios años de restricciones y completos protocolos sanitarios, esto días se vuelve a respirar algo más de normalidad ya que se ha eliminado la sede del Campus de Anchieta, por lo que todo el alumnado de la zona norte y del área metropolitana de Tenerife se examinarán estos días en el Campus de Guajara. Además la desaparición de las mascarillas –aunque la Comisión Organizadora de la EBAU recomienda su uso–, la eliminación de la distancia de seguridad y la mayor afluencia de jóvenes provocó que se volviera a producir un gran bullicio desde primeras horas de la mañana. Así lo reconoció la vicerrectora de Estudiantes y Empleabilidad, Lastenia Hernández, quien afirmó que en los últimos dos años «los chicos estaban en silencio y la pandemia flotaba en el ambiente, pero hoy [por ayer] por fin están compartiendo entre ellos».

Así, aunque «la pandemia trajo cosas que se quedarán», indicó Hernández, otras como la desentralización de las sedes se está revertiendo poco a poco. «Afortunadamente este año ya no son necesarias tres sedes para garantizar la limpieza y separación del alumnado» pero precisó que «lo que sí ha venido para quedarse es el campus de Adeje», donde estos días se examinan casi 1.000 alumnos. «Es un servicio para los alumnos de la zona sur» y, además, mejora la movilidad en los alrededores del Campus de Guajara, donde aún así se vivieron atascos a primera hora de la mañana durante el primer día de exámanes. Otra de las medidas que se han mantenido igual desde la irrupción de la pandemia es que el llamamiento al alumnado no se hace desde el exterior del aula, sino que cada estudiante llega al campus sabiendo en qué clase realizará las pruebas y, una vez sentado, es cuando se comprueba su identidad. Ese detalle hace que los nervios sean un poco mayores mientras se realiza el llamamiento, pero evita las aglomeraciones en los pasillos de las facultades.

Canarias es, junto con Madrid, la única Comunidad Autónoma que este año mantiene las pruebas de la convocatoria ordinaria durante cuatro días. El coordinador EBAU de la Universidad de La Laguna, Antonio Adelfo Delgado, explicó que esta decisión, aunque conlleva más trabajo de organización y más personal, ofrece tranquilidad a alumnado y familias puesto que hace que no se congregue tanta gente en un mismo espacio y que los jóvenes que se examinan «no tengan tantas oportunidades de perderse, con los nervios que eso generaría».

Están llamados a realizar estos exámenes de la convocatoria ordinaria 4.693 estudiantes en la fase general y 601 en la fase específica, es decir, solamente para subir nota. La modalidad con más inscritos es la de Ciencias (2.514 personas), seguida por Humanidades y Ciencias Sociales, itinerario de Ciencias Sociales (1.412); Humanidades y Ciencias Sociales, itinerario de Humanidades, (536); y Artes (231). Pero no solo en el Campus de Guajara se desarrolló ayer la primera jornada de exámenes. De los 5.300 alumnos que protagonizan estos días las pruebas, unos 700 se encuentran en La Palma (406), La Gomera (89) y El Hierro (24). Y precisamente en la primera de estas islas donde la COEBAU ha tenido que volver a demostrar su capacidad organizativa puesto que en esta ocasión se ha confeccionado una prueba diferente para dar respuesta al alumnado que se vio afectado entre los meses de septiembre y diciembre del año pasado por la erupción volcánica. En concreto, se tiene en cuenta estos días la especial situación de los alumnos de los IES El Paso, Eusebio Barreto Lorenzo y José María Pérez Pulido. En total, unos 160 alumnos que se encuentran en esta situación hacen pruebas adaptadas.

«Todo estos alumnos están invitados a quedarse en esta Universidad», concluyó la vicerrectora de Estudiantes Lastenia Hernández. Y parece que muchos de ellos tienen esa intención, o al menos así lo reconocieron después de realizar la primera de las pruebas. Francisco Acosta quiere estudiar el Grado de Psicología en el centro lagunero. El joven de Güímar salió uno de los primeros del examen de Lengua Castellana y Literatura II y aseguró haberse sentido cómodo con la prueba porque él, al igual que sus compañeros de instituto, «estábamos lo suficientemente preparados» para realizar la prueba. Después de este primer asalto, Historia de España era la asignatura que más le preocupaba: «De Lengua solo teníamos que estudiar un folio pero en Historia son más de 20».

David González también es de Güímar también considera que el examen más complicado es el de Historia de España y por eso cree que las pruebas están mal organizadas, puesto que esta debería ser la primera en hacerse para acabar con los nervios cuanto antes. A pesar de ello, el joven de 17 años acude tranquilo estos días a realizar la EBAU puesto que quiere estudiar el nuevo Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y, como es de nueva implantación, no cuenta aún con nota de corte en la ULL.

Miguel Yomar Flores quiere estudiar un Grado Superior de Gestión de Redes en el CIFP César Manrique de Santa Cruz de Tenerife y por eso acude tranquilo a la EBAU, porque no necesita esta nota para realizar dicha formación; sin embargo, acude los exámenes «para contar con ella en caso de que algún día quiera estudiar una carrera». Salió contento del examen de Lengua porque «el tema se veía venir, estaba claro que una de las opciones iba a tener que ver con la guerra de Ucrania» y reconoció que el gran reto llega para él con el examen de Matemáticas II, porque es el que quiere que mejor le salga.

15

Alumnos en la biblioteca del TEA Tenerife Espacio de las Artes que se preparan para la EBAU 2022 María Pisaca

Andrea Díaz salió «bastante» contenta del primero de los exámenes de la primera jornada de la EBAU porque se ha preparado muy bien estas pruebas desde hace varios meses. «Empecé a preparar los exámenes un mes antes de que terminaran las clases y cuando se acabó el curso, estudiaba una asignatura cada mañana y por las tardes repasaba algunas de las materias», explicó esta joven de Ofra que quiere estudiar Matemáticas en la ULL el próximo curso. Al igual que muchos de sus compañeros, el examen que más le preocupaba es el de Historia de España y, por eso, después de hacerlo, reconoce que los próximos días estará más tranquila.

Elisa González llegó al Campus Guajara desde La Orotava y, aunque notaba la tensión y los nervios a primera hora de la mañana, «cuando entramos en el aula y esperamos a que nos dieran el primer examen, la actitud de los profesores, que nos hacían bromas, relajó el ambiente», celebró. González quiere estudiar Física en la ULL y su buena nota media en Bachillerato –9,94– hace que estos días se enfrente tranquila a los exámenes. Historia de España y Lengua Castellana y Literatura II son las dos asignaturas más difíciles para ella, sobre todo por el cambio de temario que supone el paso de 1º a 2º de Bachillerato, con mucho más contenido.

Haridian Díaz es de La Laguna y salió contenta del primer exámenes porque una de las opciones era un texto de Federico García Lorca que ella se había preparado muy bien. Eso le sirvió para tranquilizarse: «Al siguiente examen voy sin nervios porque ya sé cómo es la mecánica». La lagunera quiere estudiar el Grado de Psicología en la ULL el próximo curso y su única preocupación ahora es no tener tiempo de volcar en el papel todos los conocimientos que ha ido albergando en su mente a lo largo de las últimas semanas de intenso estudio.

Tras estos cuatro días de exámenes, los alumnos vuelven a tener una cita con la EBAU, en esta caso en la convocatoria extraordinaria, el 6, 7 y 8 de julio, con nuevos exámenes y también nervios.

Compartir el artículo

stats