Siete de los trece taxis adaptados para atender la demanda de los clientes con movilidad reducida han acordado no seguir prestando este servicio en desacuerdo con el cambio de régimen en el sistema de libranzas. Hasta días atrás se les permitían que pudieran estar en servicio los siete días de la semana dada la especificidad de la cobertura que cubrían, si bien este sistema se ha cambiado. 

Los profesionales del sector advierten de que «el déficit en la ciudad aumentará considerablemente, además de tirar más de 100.000 euros a la basura por parte del ayuntamiento por no poder llegar a un acuerdo con estos profesionales taxistas». 

Pueden trabajar como PMR toda la semana

El edil de Movilidad, Dámaso Arteaga, asegura que los taxistas pueden trabajar como servicio adaptado los siete días de la semana y recuerda que se ha limitado a aplicar el acuerdo que se adoptó de forma mayoritaria en el sector, que fija que todos se rijan por el sistema de libranzas, salvo cuando se reclama un servicio adaptado. «No se ha variado las libranzas», precisa.