Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Firmado el acuerdo con el que Sacyr devolverá a Santa Cruz de Tenerife 38 millones

El documento establece un plan de pagos anual a Emmasa (Empresa Mixta de Aguas) hasta 2031 v Carlos Tarife destaca que el dinero se destinará, en su mayoría, a inversión

Sede de Emmasa, en Santa Cruz. E. D.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Emmasa (Empresa Mixta de Aguas) y su socio mayoritario, el grupo Sacyr, han firmado el acuerdo con el que éste último devolverá a la capital 38 millones de euros. Así lo anuncia el edil de Servicios Públicos, Carlos Tarife (PP), quien explica que el documento establece un plan de pagos anuales por parte de Sacyr a Emmasa, de más de 3 millones, hasta 2031. La devolución corresponde al canon que la Empresa Mixta de Aguas abonaba cada año a su socio mayoritario por la utilización de los bienes de dominio público relacionados con la prestación del servicio, una «deuda» que, según el Consistorio, «fue indebidamente reconocida y aportada de manera irregular».

«Aunque esta cantidad se devuelve a Emmasa, podemos decir que, realmente, la recupera el municipio chicharrero, porque la mayoría se destinará a inversiones relacionadas con la gestión del agua. Además, en 2031, cuando finalice el plazo del contrato firmado en su momento con Sacyr, recuperaremos una empresa con liquidez y dinero en sus cuentas», manifiesta Tarife. El concejal de Servicios Públicos resalta que se trata de un «acuerdo histórico» que «ya ha sido aprobado por todas las partes implicadas». Informa de que ya tiene el visto bueno del Consejo de Administración de Emmasa y de que «el lunes se tratará en la Junta de Gobierno del Ayuntamiento como dación de cuenta».

En el acuerdo, Sacyr asume el compromiso de devolver a la Empresa Mixta de Aguas «las cantidades percibidas en concepto de canon demanial, que ascienden a la cantidad total de 33.630.000 euros, más los intereses anuales», que ascienden a 4.730.000 euros. La devolución se llevará a cabo en pagos anuales hasta el término de la concesión (10 años), aplicando el tipo de interés legal del dinero sobre el saldo pendiente de la devolución. Las fechas de devolución previstas serán anteriores al 31 de diciembre de cada año en curso. Para 2031, la devolución se fija antes del 31 de marzo (fecha prevista del término del contrato).

Como consecuencia de lo anterior y para cada ejercicio, «se procederá a concretar las inversiones y mejoras a acometer en la Comisión de Seguimiento del Ciclo Integral del Agua», y a la retribución de los accionistas en el seno de los órganos sociales de Emmasa. Tarife explica que el acuerdo implica una serie de requisitos que se deben cumplir, entre los que se encuentra el mantenimiento del equilibrio financiero económico del contrato.

Para ello, y entre otras cuestiones, el Ayuntamiento debe actualizar, tras 10 años congeladas, las tasas y las tarifas del agua, tal y como ya se anunció en julio. «Esto supondrá para el 80% de los abonados un aumento en el precio del recibo bimensual de 1,37 euros, unos 0,68 euros al mes». Al respecto, el acuerdo dice que, en el caso de que las actualizaciones de las tarifas no se establezcan en los recibos de los ciudadanos, entonces «tendrán que ser objeto de compensación o subvención con cargo al presupuesto municipal». Asimismo, se establece una compensación a Emmasa, «vía municipal», de 2 millones, «como consecuencia de las compensaciones valoradas por el Consistorio hasta la fecha (expedientes en tramitación)».

En el documento también se aclara que la devolución del canon demanial «no supone ni revocar, ni siquiera cuestionar, la decisión adoptada por el Consejo de Administración de Emmasa el 27 de junio de 2007», cuando se acordó que la empresa del agua abonara dicho canon a Sacyr.

59 millones

En 2005, el Ayuntamiento adjudicó a Sacyr el contrato para la gestión del agua. Sacyr adquirió, por más de 1,2 millones de euros, 212 acciones nominativas de Emmasa, las cuales representan el 94,6% del capital social de dicha entidad, y abonó un canon de 59 millones «por la utilización de los bienes de dominio públicos afectos a la gestión de los servicios que se contrataron». En 2007, el Consejo de Administración de Emmasa acordó, «como consecuencia del reparo formulado por la auditoría de cuentas, contabilizar en la cuenta de inmovilizado inmaterial el derecho exclusivo de uso de los bienes de dominio público afectos a la gestión de los servicios de captación, desalación, tratamiento, abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado, depuración y reutilización de aguas residuales por importe de 59 millones y, en contrapartida, contabilizar un crédito a favor de Sacyr, que fue el que realizó el pago del mismo por importe de 59 millones», cuya amortización se llevaría a cabo anualmente, durante el periodo de duración del contrato, en 25 partes iguales.

Hasta el mes de abril de 2022, Emmasa venía abonando, anualmente, al grupo Sacyr «el importe del canon demanial que éste anticipó» a la empresa del agua, que hasta el momento asciende a 33,6 millones de euros, según se indica en el acuerdo aprobado.

En febrero del año pasado, y a raíz de los resultados de una auditoría y de los informes de los técnicos municipales, el Ayuntamiento de Santa Cruz exigió a Emmasa que dejase de abonar el canon a Sacyr, por considerar que dicho pago no debía producirse, e instó a la empresa del agua a reclamar lo abonado hasta el momento.

Recurso judicial

El Consistorio alegó que «la adjudicataria del contrato Sacyr no ostenta un derecho frente a Emmasa a recuperar la cantidad de 59 millones abonada al Ayuntamiento como parte del precio, todo ello sin perjuicio del derecho del contratista a recuperar su inversión mediante las formas establecidas en el contrato», como el derecho a obtener el 5,5% sobre la cifra de negocios de Emmasa, el eventual reparto de dividendos derivados de los resultados positivos en la gestión de Emmasa, y la devolución del valor nominal de las acciones a la finalización del contrato. Tanto Emmasa como Sacyr presentaron alegaciones, que fueron rechazadas. Sacyr presentó también un recurso ante el Juzgado, para el que aún no se ha dictado sentencia.

Sacyr ha aceptado devolver los 33,6 millones de euros más los intereses, pero en el acuerdo se deja claro que esta devolución del canon demanial no revoca ni cuestiona la decisión adoptada por el Consejo de Administración en 2007. «La aceptación de la devolución del canon se efectuaría para facilitar la plena efectividad de la actualización perseguida, esto es, adaptación de la realidad actual a los flujos de caja presentes y futuros para poder maximizar la ejecución de inversiones y mejoras, así como para proceder a la retribución de los accionistas. En el supuesto de que no se den todos los presupuestos necesarios incluidos en el modelo económico financiero para garantizar su efectividad, deberá procederse a una nueva reformulación del Plan de Inversiones».

Compartir el artículo

stats