Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Cruz de Tenerife intenta llegar a un acuerdo con Sacyr y Emmasa para evitar pleitos

El Ayuntamiento asegura que se hará todo lo posible para «recuperar los 33,6 millones abonados indebidamente» y para conseguir el máximo de inversiones para la ciudad

15

Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife sobre Emmasa Andrés Gutiérrez

El Ayuntamiento capitalino intenta llegar a un acuerdo con Emmasa (Empresa Mixta de Aguas) y su socio mayoritario, Sacyr Vallehermoso, para recuperar «el dinero indebidamente abonado» y para conseguir el máximo de inversiones en la ciudad, todo ello con el objetivo de evitar pleitos judiciales. Así lo anunció el concejal de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, del PP, durante el pleno extraordinario celebrado ayer, a petición de los grupos municipales de la oposición (PSOE, Unidas Podemos y la edil de Cs Matilde Zambudio), sobre Emmasa.

Con respecto a la pregunta de la oposición sobre las actuaciones que está realizando el equipo de Gobierno (CC, PP y la edil de Cs Evelyn Alonso) para «recuperar el dinero de Emmasa indebidamente pagado a Sacyr», tanto el concejal de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra (PP), como el edil responsable de los Servicios Jurídicos, Alfonso Cabello (CC), aseguraron que se están dando todos los pasos necesarios para que «esto se produzca lo antes posible». Además, dijo Cabello, el Consistorio ha contratado a un despacho de abogados «para reclamar a Emmasa el cumplimiento del acuerdo establecido por la Junta Local de Gobierno en febrero».

En dicho acuerdo, y a raíz de los informes municipales y del dictamen del Consejo Consultivo de Canarias, el Ayuntamiento exigía a Emmasa que iniciara las acciones que «procedan para reclamar la devolución del canon irregularmente abonado a Sacyr desde 2007», de unos 2,3 millones al año, por lo que hasta el momento se han pagado 33,6 millones. Asimismo, se desestimaban las alegaciones presentadas por Emmasa y Sacyr a la interpretación del canon aprobado en 2007, de 59 millones de euros, y se requería de manera formal a la empresa de agua que dejara de abonarlo.

Díaz Guerra explicó ayer que se le ha solicitado a Emmasa en varias ocasiones que cumpla el acuerdo y «lo último que nos ha dicho la empresa de aguas es que ha contratado una asesoría jurídica externa para que esta le indique cómo debe actuar». Sacyr, por su parte, y según indicó Alfonso Cabello a EL DÍA, prepara una demanda contra el Ayuntamiento chicharrero, después de que la Justicia rechazase las cautelares para que el acuerdo del Consistorio fuese suspendido. Asimismo, el concejal responsable de los Servicios Jurídicos apunta que la Corporación local no descarta acudir a los tribunales para que «el canon sea devuelto».

El edil de Servicios Públicos recordó que el acuerdo que tomó la Junta de Gobierno en febrero fue consecuencia del expediente iniciado en 2019 por los servicios técnicos del Ayuntamiento, a raíz de los resultados de una auditoría contratada a finales de 2018 sobre la situación financiera de Emmasa. Al no encontrarse soporte documental para el pago del canon por parte de Emmasa a Sacyr, el Consistorio inició en 2020 el procedimiento de interpretación del contrato de gestión del ciclo integral del agua en el municipio, que fue remitida al Consejo Consultivo, que informó en el mismo sentido el pasado mes de enero. La Junta de Gobierno considera que el importe abonado en su momento por Sacyr es el precio de adquisición de 212 acciones de la empresa municipal de agua y «en ningún caso existe un derecho frente a Emmasa para recuperar la cantidad de 59 millones abonada como parte del precio».

Los técnicos municipales interpretan que el contratista tiene derecho a recuperar esa cantidad mediante las fórmulas expresamente establecidas en el contrato: la participación del 5,5% en la cifra de negocio, el eventual reparto de dividendos o, a la finalización del contrato, la devolución del valor nominal de las acciones que se le adjudicaron.

Por otro lado, en el pleno de ayer la oposición, además de exigir que se mejore la situación de los trabajadores de la empresa de aguas, preguntó sobre la inversión comprometida de Emmasa para Santa Cruz, señalando que solo se han invertido en la ciudad, en mejoras de la red, 31 de los 480 millones comprometidos, es decir, un 9% de lo que se tendría que haber gastado. El edil de Servicios Públicos matizó que son 165 millones los que se deberían invertir y solo se han ejecutado 63.

«De todas formas, está a punto de concluir el procedimiento de desequilibrio presupuestario de Emmasa, para determinar si se están produciendo incumplimientos o desvíos», dijo. Asimismo, y a pesar de admitir que las inversiones realizadas son insuficientes, quiso destacar que «se están acometiendo diferentes actuaciones, tanto es así, que se han reducido las pérdidas de agua en la red, pasando del 40% al 10%».

La oposición denunció que se esté tardando tanto en reclamar el dinero y las inversiones e, incluso, propuso el rescate de la concesión, lo que el edil de Servicios Públicos no descartó, aunque este resaltó que «lo que intenta el Ayuntamiento es lograr un buen acuerdo con Sacyr y Emmasa para evitar pleitos».

Compartir el artículo

stats