Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desmantelamiento de la Refinería de Santa Cruz comienza en marzo

El Gobierno de Canarias y Cepsa anuncian que los trabajos de desinstalación y descontaminación de la planta se prolongarán hasta 2025 para su posterior traslado a Granadilla

El desmantelamiento de la Refinería de Santa Cruz comienza en marzo

El desmantelamiento de la Refinería de Santa Cruz comienza en marzo eldia.es

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El desmantelamiento de la Refinería de Santa Cruz comienza en marzo Eloísa Reverón

Comienza la cuenta atrás. El Gobierno de Canarias y Cepsa han anunciado hoy que el desmantelamiento de la Refinería de la capital comenzará en marzo. Los trabajos de esta primera fase, cuya autorización ya ha sido fijada por el Ejecutivo y que incluyen tareas de descontaminación, se prolongarán hasta 2025. Una vez concluya ese período, se procederá al traslado de las unidades operativas a Granadilla. "En unas semanas celebraremos, en lugar de la colocación de la primera piedra, la retirada de las primeras tuberías para que Santa Cruz recupere los terrenos de la Refinería y se transformen en zonas verdes", manifestó el presidente del Gobierno, el socialista Ángel Víctor Torres. Por su parte, el consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, declaró que tanto el Gobierno canario como la compañía "nos alegramos de anunciar el inicio del trabajo conjunto para retirar la Refinería de forma progresiva en los próximos años".

Tras la reunión celebrada este viernes en la sede de Presidencia, Ángel Víctor Torres informó de que la compañía Cepsa ya cuenta con la autorización de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial para proceder a la desinstalación de la Refinería de Santa Cruz. La primera fase de los trabajos se iniciará en marzo con el desmantelamiento y la descontaminación de todas aquellas unidades y tanques que estén vacíos, así como del suelo y subsuelo, para que dejen de ser contaminantes. Está previsto, según la hoja de ruta marcada, que esta fase finalice en 2025 para después llevar a cabo el traslado de las unidades operativas al Puerto de Granadilla. "Nuestro objetivo es que ya en 2030 haya finalizado todo el desmantelamiento de la Refinería", señaló el presidente del Ejecutivo. Por lo tanto, añadió, "ha comenzado la cuenta atrás".

Admitió que "llegar al día de hoy no ha sido sencillo y, por eso, quiero agradecer la implicación, compromiso y colaboración estrecha de Cepsa, así como del Ministerio para la Transición Ecológica, y de nuestra Consejería de Transición Ecológica, para poder aprobar esta autorización". Asimismo, comentó que "hemos trabajado de la mano con el resto de administraciones, Cabildo, y ayuntamientos de Santa Cruz y Granadilla, para que este proyecto empiece a ser ya una realidad, por lo que el día que se quite la primera tubería, todos lo celebraremos como un día histórico; será un día para compartir". El presidente también aclaró que todo el coste del desmantelamiento de la Refinería correrá a cargo de Cepsa.

"A través del proyecto Santa Cruz Verde 2030, la capital recuperará, para el disfrute de todos los ciudadanos, medio millón de metros cuadrados, que equivalen a unos 50 campos de fútbol. Y si hablamos de núcleos urbanos, esta actuación equivale a la unión, por ejemplo, del barrio de El Toscal y todo el centro de la ciudad. Por lo tanto, se trata de un proyecto estratégico y muy importante, ya no solo para la capita y la Isla, sino también para Canarias, España y la Unión Europea, pues este es un ejemplo de transición energética hacia otras fuentes de energías y de recuperación de zonas urbanas", explicó Torres. La desinstalación de la Refinería y el proyecto Santa Cruz Verde 2030, "consensuado con las administraciones, supondrá la mayor transformación a la que se haya sometido un municipio". "Será un emblema para las ciudades del futuro", agregó.

El uso público del espacio que ocupa ahora la Refinería permitirá a los habitantes de Santa Cruz de Tenerife, según apuntó el presidente del Gobierno canario, disponer de "una ciudad más amable, más sostenible y saludable; y con mejoras sustanciales en aspectos como la movilidad, el desarrollo social y económico; con un urbanismo inclusivo, accesible, seguro y resiliente; y una transición energética que puede ser modélica". En ese sentido, el jefe del Ejecutivo recordó que esta actuación, "que se llevaba esperando desde hacía muchos años", debe ejecutarse siguiendo los criterios de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030.

Para Ángel Víctor Torres, el compromiso adquirido por toda la ciudadanía canaria, las administraciones públicas y el sector privado con el marco estratégico de la Agenda Canaria 2030 debe traducirse en "proyectos sostenibles alineados con el fomento de la renovación y la regeneración urbana, el aumento de la superficie destinada a infraestructuras verdes urbanas, o la mejora y ampliación de las superficies al aire libre a las que pueden acceder universalmente las personas".

Esta será, aseguró el presidente socialista, "una de las grandes actuaciones de la década", que se une a otras obras estratégicas "impulsadas en esta legislatura en Santa Cruz de Tenerife, como el inicio en junio de 2021 de obras de la Playa de Valleseco, y en el resto de la isla de Tenerife, como el comienzo de las obras de reposición en la Urbanización de Las Chumberas (La Laguna), el arranque de los trabajos en el tramo entre Santiago del Teide y El Tanque del anillo insular o el avance en la definición del proyecto para el cierre de esa vía circular con la sección entre los municipios de Icod y San Juan de la Rambla".

Un momento de la reunión celebrada ayer entre Cepsa y el Gobierno de Canarias. MARIA PISACA

Por su parte, Maarten Wetselaar, nuevo consejero delegado de Cepsa desde el pasado 1 de enero, destacó el compromiso de la energética con el Archipiélago, lugar en el que precisamente inició su actividad en el año 1930. "Cepsa ha realizado una enorme contribución al desarrollo social y económico de Canarias desde hace más de 90 años, garantizando además su abastecimiento energético. Tenemos la clara voluntad de continuar con esta apuesta en el futuro, contribuyendo además a su proceso de transición energética junto al resto de instituciones públicas. El proyecto Santa Cruz Verde 2030 es un gran ejemplo de esta ambición", manifestó.

Wetselaar declaró que "desde Cepsa creemos en la necesidad de acometer una transición ecológica que sea integral, justa e inclusiva para todas las personas; y esta es la razón por la que estamos llevando a cabo una profunda transformación que responda al desafío climático".

Cepsa también ha resaltado que su compromiso con el desarrollo sostenible y la transición ecológica han llevado a la compañía a dar pasos decisivos en la consecución de estos objetivos. La energética ha trasladado en la reunión de este viernes que aspira a convertirse "en referente gracias a la puesta en marcha de diferentes líneas de acción que afectan a todas sus áreas de negocio, a los procesos de generación de sus productos y a las soluciones energéticas que ofrece a la ciudadanía". La futura reconversión de la Refinería Tenerife "es una muestra más de ese compromiso, y ello sin dejar de ofrecer sus servicios a los canarios, garantizando en todo momento el abastecimiento energético de las Islas".

En este sentido, el presidente del Gobierno de Canarias, aprovechó para destacar que Cepsa ha apostado por convertirse en una de las empresas, "y por qué no, la primera", que apuesta "claramente por el cambio energético, por el camino hacia el vehículo eléctrico, hacia el hidrógeno y otras formas de energía, lo que se enmarca en la Ley Canaria del Cambio Climático, que se aprobará en esta legislatura".

Fases

Desde la Consejería de Transición Ecológica, que dirige el socialista José Antonio Valbuena, se informa de que la primera fase del proceso de retirada gradual de unidades de la Refinería, que se extenderá hasta 2025, será llevada a cabo siguiendo un cronograma consensuado con el Gobierno canario antes de cada actuación, "garantizando en todo momento que ninguna de ellas comprometa la actividad ni el servicio que actualmente presta la instalación, para no afectar al suministro energético de las Islas".

La primera actuación del plan de trabajo acordado se iniciará en próximas fechas y abarcará la retirada y recuperación del suelo de la unidad conocida como Merox. A continuación, se actuará en el entorno donde se encuentran los tanques de almacenamiento de crudo, para lo que Cepsa ya se encuentra tramitando los proyectos y permisos administrativos preceptivos.

La puesta en marcha de un nuevo parque de almacenamiento en el Puerto de Granadilla, para el que Cepsa ya tiene la concesión administrativa y que se espera que sea una realidad en 2025, junto a un mayor uso de otras instalaciones con las que ya cuenta la compañía en la Isla, permitirá el inicio de los trabajos de la segunda fase, que "conllevarán la desinstalación de los restantes equipos de la Refinería, al completo, y la remediación voluntaria de los suelos".

Esta última fase dará luz verde al proceso de construcción del nuevo espacio verde de la ciudad, que "marcará un hito en los objetivos de desarrollo sostenible de las agendas de las administraciones competentes involucradas y de Cepsa".

Compartir el artículo

stats