Al menos una persona ha muerto y otras once han resultado heridas al volcar este lunes una embarcación turística cerca de las cataratas del Niágara, en el canal de Erie, vía artificial que comunica el lago Erie con el río Hudson y el océano Atlántico.

El Departamento de Policía de Lockport ha explicado que "las unidades respondieron e inmediatamente comenzaron las labores de rescate acuático para poner a salvo a 27 pasajeros y un empleado". "Uno de los pasajeros no pudo ser salvado tras los esfuerzos de salvamento realizados por los equipos 'in situ' y fue declarado muerto en el lugar del incidente", reza un comunicado de la Policía de Lockport.

El jefe de Bomberos de Lockport, Luca Quagliano, ha explicado en una rueda de prensa que la embarcación se desequilibró y volcó, arrojando a todos al agua. Entonces un hombre de 60 años quedó atrapado bajo el bote y falleció, según ha recogido la cadena CNN.

Los equipos de emergencia han rescatado a 16 personas, mientras que el resto salieron del agua de forma segura. Once personas han sido trasladadas a hospitales con lesiones que no ponen en peligro su vida, como un brazo roto o una posible lesión en la cabeza, según ha indicado el jefe de Bomberos de Lockport.

Quagliano ha indicado que el bote podía transportar con seguridad a 40 personas y que nadie tenía un chaleco salvavidas cuando volcó la embarcación, aunque ha remarcado que desconoce si era obligatorio utilizarlos en estas condiciones.

La alcaldesa de Lockport, Michelle Roman, ha manifestado que el recorrido por la cueva ha estado en funcionamiento desde mediados de la década de 1970 sin incidentes.

Una empresa publicita este tour como "el viaje subterráneo más largo de Estados Unidos" en el que los pasajeros disfrutan de un paseo "tranquilo" mientras "la embarcación se desliza por las aguas estáticas iluminadas solo por luces eléctricas colocadas esporádicamente". La cueva mantiene una temperatura de 12ºC todo el año.