Transferencias Bizum

Atención: Hacienda te podrá multar por hacer un bizum

Un experto avisa de hacer esto con Bizum: "Si hay algún problema, no te lo devuelven"

Hacienda avisa: en estos casos tendrás que declarar el dinero de Bizum

Bizum crece de forma "viral" y media España ya lo utiliza

Hacienda limita los Bizums a esta cantidad

EUROPA PRESS / MARTA FERNÁNDEZ JARA

Bizum es una de las aplicaciones de pago instantáneo más utilizadas en España. El sistema que salió como competencia a pay-pal en 2016 gracias a la colaboración de muchas entidades bancarias, es usada por más de 10 millones de personas y está de moda entre los jóvenes para hacer las cuentas cuando salen a cenar.

Este sistema mueve millones de euros anualmente, por eso hacienda ha tenido que intervenir para comprobar que no se comete ningún delito cuando se hacen transferencias de dinero. Como cualquier movimiento de dinero, necesita tener un control por parte de la administración, que determinará si lo que has hecho es lícito. Si no se cumple con los estándares marcados te podrán sancionar y tendrás que pagar una multa.

Quién no ha dicho alguna vez: "¿Te hago un bizum?"

Tienes que saber que la cantidad mínima para poder hacerlo es de 50 céntimos, y el máximo es de 1.000 €, hasta un tope de 5.000 € al mes. Es aquí donde vienen los problemas, porque según la Ley General Tributaria, los bancos están "obligados a proporcionar a la Administración tributaria toda clase de datos, informes, antecedentes y justificantes con trascendencia tributaria relacionados con el cumplimiento de sus propias obligaciones tributarias o deducidos de sus relaciones económicas, profesionales o financieras con otras personas".

En esta aplicación es muy difícil que suceda, pero si una persona a través de sus diferentes cuentas realiza transferencias superiores a 10.000 €, deberá justificarlas en su declaración de la renta.

Si no siguen los procedimientos del modelo SI, los implicados se enfrentan a una multa que va desde los 600 € hasta el 50% de la cantidad enviada. En el caso de que el delito sea mayor y no se sepa la procedencia de ese dinero, las sanciones van desde 60.000 € en los delitos más leves y se elevarían hasta los 150.000 € en los más graves.