Algunos jugadores del representativo viven con ciertas dosis de incertidumbre la recta final del mercado. Nadie del CD Tenerife les ha comunicado que deban buscarse una salida, pero recelan porque los movimientos del club en esta ventana invernal vaticinan movimientos en sus respectivas demarcaciones. Es el caso del delantero Borja Garcés, a quien Luis Miguel Ramis ha verbalizado en privado que sí cuenta con sus servicios. Ahora bien, su posición con la posible incorporación de Loren Morón (o de otro delantero) puede variar, así que ya lo ha puesto en conocimiento de sus representantes.

A día de hoy ya son tres los clubes de Segunda División que han tocado a la puerta de Juanma López, agente del ariete blanquiazul, cedido hasta junio por el Atlético de Madrid. La pole position para hacerse con Garcés la tiene el Real Oviedo, que busca un delantero en el mercado y cree idóneas las condiciones de este futbolista para crecer en la faceta ofensiva. De hecho, el fichaje de Borja es una petición expresa del técnico de los carbayones, Álvaro Cervera. También se han puesto en cola Ibiza y Burgos, ambos con necesidades semejantes arriba; y en el caso de los baleares agravadas ostensiblemente por el portazo que les dio Castel, que no ha vuelto a los entrenamientos tras el parón invernal. A la lista de pretendientes por el ex de Fuenlabrada y Leganés podría sumarse próximamente el Huesca, que también peina el mercado en busca de ariete.

Kike Salas espera por Monchi

El defensa central Kike Salas espera la llegada de un jugador que ocupe su posición para hacer las maletas y poner rumbo a otro equipo, siendo el CD Tenerife una de sus opciones principales. Su actual club, el Sevilla FC vive una etapa muy convulsa, no solo en el terreno de juego. Es penúltimo en la clasificación y ve en el mercado de invierno la oportunidad de mejorar la plantilla lo suficiente como para no pasar apuros por mantener su plaza en Primera División. Dentro de este enriquecimiento del plantel está la vuelta del argentino Lucas Ocampos, que refuerza el ataque. En la defensa, el director deportivo Monchi se mueve por el mercado pero sin cerrar ningún acuerdo. Eso sí, un defensa va a llegar tarde o temprano y esto daría luz verde a la salida a modo de cesión de Kike Salas. En el CD Tenerife esperan sin perder la paciencia. Es más, los movimientos en cadena pueden darse en las próximas horas. El Sevilla FC ha presentado en las últimas horas una oferta de dos millones por Djiku, del Estrasburgo, y espera respuesta.