Mercadona lo ha vuelto a hacer. Uno de sus productos, comercializados bajo la marca Deliplus, se está convirtiendo en la estrella para combatir las muestras de envejecimiento. La lucha contra las arrugas en el rostro es uno de los principales retos de la estética y las grandes marcas lo saben.

De hecho, entre los productos más buscados de dermatología y estética siempre se encuentran cremas, lociones, serums y aceites que prometen resultados en las arrugas en la cara, productos que por lo general se disparan de precio.

Si bien es cierto que muchos de ellos, aún lejos de ser milagrosos, sí que tiene buenos resultados, la mayoría no están al alcande de todos los bolsillos, por lo que se intenta recurrir a otros que con menor coste no tienen el mismo efecto.

Un producto de Mercadona es la nueva estrella para combatir las arrugas E. D.

Natural

A ello se suma que no siempre estos productos están basados en elementos naturales, lo que hace que buena parte de la población se muestre reticente a su uso continuado. Por eso, cada vez es más demandado aquel que entre sus compuestos promete un menor empleo de químicos.

Es en esa línea en la que un elemento se está convirtiendo en el aliado perfecto: el aceite de onagra. Sus propiedas antiinflamatorias son más populares, pero al ser un inhibidor de la 5-alfa-reductasa también es excelente para combatir problemas de la piel como el acné y las arrugas.

La aplicación del aceite es eficaz para tratar la psoriasis, el eczema, el ardor, el picor y la descamación de la piel. Mejora el estado de la piel grasa, hidrata la piel y alivia los signos de envejecimiento, contrarrestando la formación de arrugas. No es de extrañar que se encuentre como ingrediente en algunos cosméticos.

En perlas

En el caso de Mercadona, su apuesta ha sido comercializar el aceite de onagra en perlas. Un envase que contiene 60 cápsulas de las cuales se deben tomar seís cápsulas todos los días. 

Eso sí, hay que descansar al menos un mes luego de haber consumido estas cápsulas de Onagra por al menos un mínimo de 3 meses y un máximo de 6, ya que su consumo frecuente puede ser contraproducente para la concentración de Omega 3 que tenemos en el cuerpo.