El presupuesto del Ayuntamiento de Santa Úrsula para 2023 asciende a 13.927.040 euros y aumenta el 12,91%, lo que supone 1.591.179 euros más respecto al presente ejercicio. El incremento responde a la buena salud financiera del Consistorio y a la subida en las previsiones de ingresos procedentes de otras administraciones públicas, lo que sitúa el documento económico como el de mayor cuantía hasta el momento. Las cuentas municipales, que reflejan superávit por sexto año consecutivo, han sido aprobadas por el Pleno con los votos a favor de AISU, PSOE y del concejal no adscrito, así como con la abstención del Partido Popular.

El alcalde, Juan Acosta, destaca la ausencia de endeudamiento, la congelación de la presión fiscal y que es un presupuesto «con previsión y capacidad suficiente para afrontar el incierto escenario económico y para sortear la creciente inflación».

Destaca los 1.551.455 euros (el 11,14 % del presupuesto, con el 6,7% de incremento) para Servicios Sociales, Empleo y Protección y Promoción de la Salud, así como 741.500 euros para ayudas y subvenciones, entre las que hay 325.500 euros a prestaciones asistenciales para gastos de alquiler, alimentos, farmacia, etcétera.

Por áreas, se reparten 934.890 euros a Seguridad y Protección Civil, 557.562 a Educación, 388.660 a Cultura, 337.856 a Deportes, 172.418 a Agricultura, 97.438 a Comercio y Turismo y 189.253 a Participación Ciudadana y mejora de la convivencia.

Contempla inversiones por 11.895.000 euros, entre ellas el Plan Municipal de Asfaltados (875.000 euros), construir el local social y el espacio libre de Tosca de Ana María (674.000 euros), la compra de suelo (567.044), obras de eficiencia energética en alumbrado de vías y de centros de educación (713.152), la adquisición de 15 vehículos para los servicios municipales (356.947), la segunda fase del paseo procesional (1.500.000), el aparcamiento disuasorio de la trasera del cementerio (1.000.000), la mejora de la Zona Comercial Abierta (150.000), consultas en los centros de salud del casco y de La Corujera (40.000) y rehabilitar la Casa del Capitán (1.500.000 euros).

A todo ello se suma la ejecución de un pabellón cubierto anexo al Instituto de Secundaria de Santa Úrsula (1.600.000 euros), la instalación de placas fotovoltaicas e iluminación eficiente en diversos edificios municipales y otras actuaciones cofinanciadas, como el programa de rehabilitación de viviendas en el medio rural (496.191 euros), la rotonda de la Cuesta de la Villa (145.798 euros), mejoras y la ampliación del cementerio municipal (324.000 euros), obras en los centros de enseñanza (230.885 euros) y la creación de un parque multifuncional en El Farrobillo, dotada con 170.500 euros.

Los gastos corrientes en bienes y servicios ascienden a 6.944.515 euros (el 49,86% del total de la ficha financiera), lo que supone un notable incremento del 19,50% en las cantidades destinadas al mantenimiento de jardines y vías públicas, la limpieza de dependencias municipales, el suministro de agua, los materiales de oficina y ferretería o los servicios de transporte discrecional, entre otros. El edil remarca que “debido a la subida del precio de la electricidad, hemos tenido que aumentar en más del 28% la partida para alumbrado público”.