eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patricia Arranz Bióloga marina de la ULL

Patricia Arranz: «Es muy importante establecer criterios para limitar el ruido del avistamiento de cetáceos»

La bióloga de la Universidad de La Laguna Patricia Arranz participa en el Ocean Film Tour, un festival internacional que para en Tenerife para concienciar sobre el cuidado de los mares.

La bióloga marina de la ULL Patricia Arranz, en una campaña. E. D.

Esta semana pasada participó en el Ocean Film Festival en Tenerife, ¿cómo cree que ayudan este tipo de iniciativas a la conservación?

Es maravilloso que se generen espacios como este en el que se de cita a personas sensibilizadas con esta problemática que quieran buscar soluciones. Tenemos esta oportunidad para encontrarnos, compartir información y educar a la sociedad. Y esto es muy importante. Una parte importante de la conservación marina pasa por la educación de la sociedad. Porque si no conocen la problemática ni las posibles soluciones, difícilmente vamos a poder cambiarlo.

¿Como valoraría la situación de los cetáceos en Canarias?

No voy a entrar en valoraciones. Es complicado. Los cetáceos están mal a nivel global y no es que en Canarias lo estemos haciendo peor. Tenemos un problema de conservación de estas especies por problemas pasados, presentes y futuros. Ha habido época ballenera, ahora tenemos contaminación por plásticos, acústica e interacción con pesquerías y nos viene el cambio climático con una proyección futura de cambios para muchas especies. Los problemas de conservación a los que se enfrentan los cetáceos son graves en la mayor parte de los casos, y algunos permiten se pueden gestionar en el espacio y en el tiempo como por ejemplo, la contaminación acústica.

Ha trabajado mucho en ese tipo de contaminación ¿cómo afecta el ruido a los cetáceos?

El ruido submarino es un contaminante acústico, puede ser de muchos tipos. Afecta a los cetáceos porque son muy sensibles al sonido. Lo utilizan para orientarse, para comunicarse y para navegar. El ruido proviene de las embarcaciones, pero también por generar por explosiones submarinas, prospecciones sísmicas en busca de petróleo, extracción de minerales o maniobras militares. Yo en concreto he estado trabajando con el ruido de las embarcaciones recreativas de Whale Watch o avistamiento de cetáceos, que es un tipo concreto.

¿Qué se está haciendo para evitarlo?

El problema es que estas embarcaciones hacen ruido, y ese ruido molesta a los cetáceos. Además, en el caso de Tenerife, se pasan mucho tiempo junto a los animales que acaban los 365 días del año rodeados de ruido. Nosotros estamos investigando y ofreciendo resultados científicos para demostrar a partir de qué nivel estos animales reaccionan con cambios y alteraciones en el comportamiento que puede tener en su balance energético y, por tanto, en su supervivencia. Estamos ofreciendo soluciones con vistas a que, en un futuro, se puedan establecer los criterios de ruido submarino adecuados para estos barcos de avistamiento de cetáceos porque a nivel mundial no se ha hecho y es importante hacerlo.

Compartir el artículo

stats