Casi un centenar de personas se han concentrado este jueves frente al Ministerio de Justicia en Madrid para protestar por los crímenes machistas registrados este último mes, que dejan un total de 13 mujeres asesinadas y dos más en estado grave.

Los manifestantes, convocados por la Comisión 8M del Movimiento Feminista de Madrid, han portado carteles con los lemas "Fin de año nada que celebrar, 18 mujeres asesinadas" y "No más mujeres asesinadas".

De forma ininterrumpida, el centenar de personas han gritado lemas como "Basta ya de violencia patriarcal", "Vivas nos queremos. Ni una menos", "No son muertes, son asesinatos", "No son locos, son asesinos" y "No estamos todas, faltan las asesinadas".

Al término del acto, se han leído los nombres de las víctimas mortales.

Tras recordar que la mitad de las mujeres asesinadas este mes habían denunciado a su agresor, la portavoz de la Comisión 8M del movimiento feminista de Madrid, Ana Useros, ha declarado a EFE que las denuncias tienen que tomarse más en serio y deben acompañarse de medidas concretas que protejan y faciliten la vida de las mujeres.

"Cuestionamos este mantra de 'denuncia y todo irá bien' porque, por mucho que sea anónima, es un acto de confrontación con el agresor que a la mujer le cuesta horrores y con la que, además, asume un riesgo enorme", ha asegurado Useros, quien ha añadido que, muchas veces, no basta con las órdenes de alejamiento, sino que estas mujeres necesitan una vivienda, empleo, garantías de seguridad y la posibilidad de poder quedarse en su entorno.

Ha pedido también compromiso y la implicación de toda la sociedad en su conjunto, para que estos asesinatos ocurran cada vez con menor frecuencia.

Respecto a las instituciones, ha reclamado que destinen recursos materiales para la violencia de género y que se ejecuten los presupuestos que se han aprobado en esta materia.

En el mismo sentido, Rocío Lleo, miembro de la Comisión 8M, ha subrayado que no es solo una cuestión de invitar a las mujeres a presentar una denuncia sino que el Estado tiene la obligación de protegerlas.

Por otro lado, la Comisión ha criticado que los jueces o bien habían decidido no tramitar sus denuncias o bien habían decidido que no requerían protección y piden también una revisión de las medidas de protección a las víctimas.

Y pide que se deje de poner la responsabilidad en las mujeres, como lamentan que ha hecho el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, "que se ha centrado en instar a las mujeres a denunciar".