Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a José Antonio Valbuena, consejero de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático

José Antonio Valbuena: «Con la nueva ley, la acción climática en Canarias dejará de ser optativa»

"La Agencia de Cambio Climático será el punto de inflexión para que la ley pueda arrancar", afirma

| maría pisaca

Tras la aprobación de la primera Ley de Cambio Climático de Canarias, el consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, repasa los próximos pasos que debe acometer el Gobierno de Canarias para hacer frente al reto climático, entre los que se encuentra la aprobación de varios planes y estrategias y la creación de la Agencia Canaria de Cambio Climático.  

¿Cómo cree que la Ley Canaria de Cambio Climático va a transformar el Archipiélago?

Evidentemente los cambios se verán con el transcurso del tiempo. Como se trata de una ley bastante transversal, dependiendo del perfil de canario o canaria del que estemos hablando, los efectos los percibirán de una u otra forma. Por ejemplo, un jubilado lo va a notar en su entorno. Verá cómo sus nietos tienen una mayor concienciación porque a nivel educativo habrán asignaturas sobre medioambiente obligatorias, o cómo la sanidad pondrá en marcha programas específicos para aquellas posibles enfermedades relacionadas con el cambio climático. Sin embargo, si hablamos de un empresario, sabemos que verá estos cambios desde otro punto de vista. En su caso, tendrá que redactar un Plan de Adaptación Climática en el que acometerá el diseño de su empresa para cumplir el objetivo de la neutralidad de emisiones para 2040. Y para ello tendrá que planificar medidas correctoras. Por otra parte, las personas que no son respetuosas con el medioambiente, lo percibirán porque tendremos una Agencia Canaria de Cambio Climático que velará porque se cumpla la ley y amonestará a quien no lo haga. En definitiva, con esta ley, la acción climática dejará de ser optativa, porque crea nuevas obligaciones.

¿Cuándo se pondrá en marcha esa Agencia Canaria de Cambio Climático?

Debería estar en funcionamiento en la segunda mitad del año que viene. Con su director aprobado, con su sede y con un personal mínimo para empezar a funcionar. Va a ser un órgano de nueva creación, complejo y con una estructura potente. De alguna forma será el verdadero punto de inflexión para que la ley pueda arrancar.

¿Con qué perfiles contará esta Agencia?

Será transversal. Tendrá perfiles gestores, pero también habrá personal dedicado al asesoramiento científico. Además, se apoyará mucho en las universidades públicas con las que trabajará codo con codo. También se encargará de hacer cumplir las partes más técnicas, como transformar el registro canario de huella de carbono en una herramienta más sencilla; así como de partes inspectoras y sociales. Esa transversalidad es lo que me induce a pensar que esta Agencia Canaria de Cambio Climático está llamada a ser una de las agencias más importantes en el conjunto de administraciones públicas canarias.

"Las empresas tendrán que diseñar planes de adaptación climática antes de 2040"

decoration

¿De aquí a cinco o diez años cómo cree que puede cambiar la sociedad canaria?

Tenemos un rumbo trazado a través de la ley y de los futuros los planes y estrategias que estamos pendientes de tramitación. Evidentemente hay que empezar a transitar y a trazarlo, y esto va a depender de muchos factores exógenos, pero lo veo con optimismo. Veo luces en el futuro porque ya hemos definido las reglas del juego. La acción climática es una lucha compleja. Nadie ha dicho que sea sencillo. No en vano es el mayor reto que tenemos a nivel global. Por eso esta ley no es fácil de aplicar, si lo fuera, sería una normativa coja.

¿Cómo afrontan los retos en materia legal asociados a la crisis climática?

Desde el punto de vista legislativo la acción climática tiene que pivotar en tres ejes: la acción climática, la protección de la biodiversidad y la gestión de residuos. Estos dos últimos requieren la puesta en marcha de la Ley de Biodiversidad y Patrimonio, que tan pronto nos llegue del Consejo Consultivo llevaremos al Parlamento; y la Ley de Economía Circular que llevaremos al Consejo de Gobierno la próxima semana para que sea evaluada por el Consejo Consultivo. Estas dos leyes, junto a la que acabamos de aprobar, son los tres pilares normativos sobre los que se sustenta la lucha contra el cambio climático. De otra forma sería imposible poder acometerla de manera holística. Evidentemente estas dos leyes no van a salir en esta legislatura, pero para la próxima ya están redactadas y trámites previos ya están hechos. En el caso de que se repita la mayoría de progreso, las volveremos a meter en el parlamento tan pronto se constituya el gobierno. Si es así, las tendríamos aprobadas a finales del año que viene.

Hay lugares más vulnerables que otros en Canarias y uno de ellos es el entorno del Teide, ¿hay algún plan específico de contingencia para la cumbre?

Ahí estamos sujetos a lo que diga el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional del Teide. El PRUG tiene una actitud conservadora intenta garantizar la conservación y la riqueza de la cumbre. El Teide es el paradigma de lo que sucede con le cambio climático. Por eso tenemos que tomar medidas de adaptación para alargar los plazos y que la acción humana no sea un agente que juegue en contra de las especies. Eso es lo que intenta hacer el Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG).

Además de la cumbre también habrá que adaptar la costa a la inminente subida del nivel del mar, ¿cuándo tiene previsto empezar a tomar medidas?

A medida que los planes generales se vayan revisando, las costas se tendrán que adaptar a la ley canaria de cambio climático. Será entonces cuando se tendrá que empezar a configurar los espacios costeros adaptados a una nueva realidad que es el incremento del nivel medio del mar. En el momento en el que constituyamos la Agencia Canaria de Cambio Climático, y de forma coordinada con los municipios, empezaremos a hacer un análisis conjunto de los puntos más delicados de nuestras costas para empezar a realizar medidas de adaptación y así adelantarnos a los impactos del cambio climático.

¿Será suficiente para afrontar la crisis climática dedicarle el 2% del PIB que recomiendan las agencias internacionales?

Las agencias internacionales recomiendan que cada región vincule al menos el 2% de su economía a acciones climáticas. Eso no significa que el Gobierno de Canarias tenga que aportar el 2% de su presupuesto a acción climática, si no que en el conjunto de la economía de Canarias hay que generar las condiciones necesarias y oportunas para que al menos el 2% de su economía esté directamente vinculada a la acción climática.

Compartir el artículo

stats