Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | La situación de la pandemia en las Islas

Canarias elimina las medidas covid más severas

El Gobierno autonómico modula las restricciones sin cambiar a las islas de nivel

Un hombre atraviesa una zona ajardinada de la capital tinerfeña. Carsten W. Lauritsen

Desde hoy desaparecerán de Canarias las restricciones de aforo y horarios más duras, las que se debían acatar hasta el momento las islas que se encontraban en nivel 4. El Gobierno de Canarias quiere pasar página para que los aforos del 33% al aire libre –y del 25% en interior– y el cierre de locales a medianoche sean parte de en un mal sueño. El Archipiélago continúa así «desmantelando» las medidas anticovid que han regido las actividades económicas, culturales y sociales de los isleños durante los últimos dos años. El Ejecutivo autonómico publicará y una nueva orden por la cual las islas tendrán que regirse, a partir hoy, por las restricciones imperantes en un nivel inferior al que se encuentran según los criterios de Salud Pública.

De esta forma, si la isla se encuentra en el nivel 4 del semáforo de riesgo –como Tenerife y Gran Canariadeberá acatar las normas del nivel 3. Esto supone que los aforos se establecerán al 50% al aire libre y al 33% en interiores y podrán gozar de un horario de cierre más tardío, establecido en las 02:00 horas. Como tanto en nivel 3 como en 4 el límite de grupos se establece en 6 personas, este límite quedará intacto pese a la rebaja. Estas modulaciones entran en vigor sin que se modifiquen los niveles de riesgo en el que se encuadran actualmente las islas.

Esta decisión tiene como objetivo proseguir con la desescalada que también se está produciendo en otras comunidades autónomas y países en todo el mundo. «La idea no es que imperen solo un mes», resaltó el viceconsejero de la Presidencia, Antonio Olivera, en una rueda de prensa al Consejo de Gobierno, que admitió que la orden en principio solo tiene 30 días de vigencia. Al contrario, el Gobierno tiene la vista puesta en «no recuperar medidas más estrictas». Olivera explicó, asimismo, que esta vía de modulación de las restricciones «era más sencilla» que «forzar» el cambio de niveles en las Islas, dado que los indicadores por los que se rige el semáforo de riesgo «son estructurales y están consensuados a nivel estatal». Asimismo insistió en que, aplicar restricciones de un nivel inferior «facilita» el seguimiento de las normas a la ciudadanía.

En esta rebaja de la tensión en lo que se refiere a las medidas de contención del covid, también han salido beneficiados el sector cultural y los procesos de velatorio. El Ejecutivo regional ha decidido también establecer un aforo «fijo e independiente del nivel» para los eventos culturales, de modo que puedan gozar del 75% de aforo en espacios interiores y del 85% en abiertos. Sobre los velatorios pesaba una restricción que, desde el 20 de marzo de 2020, impedía velar al cuerpo y, además, requería la incineración del cuerpo. Esta restricción se eliminará a partir del sábado.

El Gobierno ha decidido aliviar las restricciones el mismo día que la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha rechazado una de las últimas medidas que el Ejecutivo deseaba mantener: el pasaporte covid voluntario.

El tribunal ha rechazado flexibilización de las medidas Covid de horarios y aforos para los establecimientos que pidieran de manera voluntaria esta acreditación de vacunación o prueba diagnóstica negativa. La Consejería de Sanidad ya había revocado el uso obligatorio del certificado en los niveles 3 y 4 y pretendía instaurar el sistema que recompensaba a los locales que quisieran exigir el pasaporte de manera voluntaria.

El Gobierno establece un aforo «fijo» para el sector cultural del 75% en interiores y el 85% en exteriores

decoration

La Consejería de Sanidad buscaba premiar, con esta medida, a los locales (bares, restaurantes, cines, ocio nocturno, gimnasios...) que de manera voluntaria pidiesen el pasaporte covid aplicando las restricciones de horarios y aforos de un nivel inferior al que se encuentra la isla. No obstante, con la flexibilización de medidas, esta bonificación ha perdido el sentido. El TSJC ha tumbado la propuesta porque pedía prorrogar una medida que dependía de una prórroga anterior que venció la pasada medianoche. El propio auto explica que «la prórroga se autorizó por un período comprendido desde las 00:00 horas del día 10 de enero hasta las 23.59 horas del día 9 de febrero. Por tanto, no es posible ratificar la prórroga de unas medidas que han dejado de tener eficacia y vigencia».

El tribunal canario rechaza que se puedan flexibilizar los aforos al pedir el certificado covid

decoration

Los magistrados reconocen que el Gobierno de Canarias presentó la solicitud el día 7 y el fallo del TSJC está dentro de los tres días que otorga la ley, pero que ya no cabe prorrogar lo que legalmente no está vigente. Además, el TSJC valora otro problema, el carácter retroactivo, ya que Sanidad pedía que tuviese efectos desde el 4 de febrero. Los magistrados explican que no puede autorizarse de manera retroactiva una medida que restringe derechos fundamentales. Pese al varapalo judicial, el Gobierno buscará alternativas. «Estudiaremos la posibilidad de ver qué hacemos a continuación, dado que no ha sido un problema de fondo, sino de forma», resaltó Olivera.

La sexta ola decae

Estas decisiones se toman en un momento en el que la sexta ola se está desinflando. Ya han quedado lejos los más de 6.000 casos que el Archipiélago constató a mediados de enero. En el día de ayer se registraron 1.312 positivos en coronavirus, una cifra «algo superior a la del jueves anterior», pero que «consolida la tendencia a la baja» de los contagios, como remarco Olivera. Al igual que los contagios, desde finales de enero se ha visto reducida la presión asistencial, aunque se mantenga en niveles altos o muy altos de riesgo en las islas capitalinas. En 10 días la presión asistencial ha descendido en más de un centenar de personas, logrando que los hospitales ahora alberguen 606 pacientes con coronavirus, de los que 78 se encuentran en las unidades de críticos. En la última semana también se ha reducido el ritmo de fallecimientos. En el día de ayer fallecieron 5 personas, que suman 53 esta semana.

Compartir el artículo

stats