Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ULL retomará la docencia presencial el 10 de enero tras las vacaciones navideñas

La institución suspendió la actividad lectiva tres días antes de lo previsto por el aumento de casos

La Biblioteca General de la ULL en el Campus Guajara. E. D.

La Universidad de La Laguna (ULL) prevé retomar la docencia presencial y con total normalidad tras las vacaciones de Navidad. La institución académica resolvió el pasado día 17 suspender la actividad lectiva prevista para el lunes 20, martes 21 y miércoles 22 –justo antes del inicio de las vacaciones navideñas–, que pasaron a ser considerados en el calendario académico como periodo de Navidad. Se suprimió por tanto la docencia, tanto presencial como virtual, ante la entrada en vigor del nivel 3 de alerta sanitaria en Tenerife debido a los preocupantes datos epidemiológicos que se vienen sucediendo en la Isla desde hace semanas. La ULL trataba de reducir de este modo los riesgos de expansión de la pandemia con esta modificación del calendario académico, que no obstante no tendrá repercusión en lo que resta del primer cuatrimestre del presente curso 2021/2022.

Precisamente el miércoles de esta semana, el equipo de gobierno de la ULL se reunió con los decanos y directores de centros para dar a conocer su intención de retomar la normal actividad docente a partir del 10 de enero. De este modo, la ULL volverá a establecer el escenario 0 de docencia, con el que inició el curso 2021/2022 y que corresponde al modelo presencial total que se venía produciendo antes del comienzo de la pandemia. En este año académico, la institución tan solo contemplaba otro escenario más, frente a los tres que se establecieron durante el pasado curso. Así, el escenario 1 corresponde al sistema de presencialidad adaptada, un modelo de enseñanza mixto que combina clases presenciales con otras que se siguen virtualmente para garantizar el aforo, la distancia de seguridad y que incluye el seguimiento parcial on line.

El gerente de la ULL, Juan Manuel Plasencia, recuerda que el centro de enseñanza superior permaneció abierto a pesar de la modificación en el calendario y con sus servicios administrativos en funcionamiento, y así permanecen precisamente hasta hoy, cuando se producirá el cierre total de la ULL por las celebraciones navideñas hasta el día 10 de enero. De este modo, lo previsible es que tanto estudiantes como profesorado y personal de Administración y Servicios se incorporen con normalidad a sus puestos en algo más de una semana.

A pesar de que la vuelta a las aulas en los niveles de educación obligatoria está supeditada a la reunión sectorial que tendrá lugar el martes entre los ministerios de Sanidad y Educación y los consejeros de las Comunidades Autónomas, la Universidad de La Laguna tiene autonomía para determinar cómo será su vuelta tras las vacaciones de Navidad. Así, Plasencia adelanta que, de no producirse cambios sustanciales en la pandemia, la actividad volverá a la normalidad.

«No queremos renunciar a la presencialidad porque creemos que es uno de nuestros valores más importantes y además hemos demostrado que la Universidad es un entorno seguro». En este sentido, insiste una vez más en que los numerosos contagios de alumnado universitario que se produjeron días antes de que se declarara el nivel 3 en Tenerife, «correspondían al ámbito privado de los alumnos y en ningún momento se han producido brotes en la Universidad ni en las residencias que dependen de nosotros».

Los tres días de diciembre que fueron declarados lectivos sin docencia no se recuperarán de modo oficial, aunque Plasencia adelanta que «es de prever que los profesores readapten las clases para ofrecer los contenidos que estaban previstos en esas jornadas», pero en cualquier caso será una cuestión organizativa que dependerá de cada profesor. El gerente de la ULL añade que la resolución adoptada hace unas semanas por la institución «entendemos que era la mejor postura que podíamos tomar porque somos consecuentes y conscientes de nuestra responsabilidad social puesto que cada día movilizamos a unas 23.000 personas y sabemos que, desplazándose, pueden incrementar el número de contagios». Así, concluye que «el sacrificio que hicimos con esos tres días no era demasiado elevado en comparación con el bien que podemos hacer de cara al próximo año con la vuelta a las aulas».

Cierre de las instalaciones

La ULL cerrará sus puertas por vacaciones desde el lunes y hasta el 10 de enero. Permanecerán accesibles servicios como la sede electrónica, la web corporativa o el servicio de correo electrónico, así como las salas de estudio 24 horas. El gerente Juan Manuel Plasencia recuerda que este cierre «se ha establecido como medida de ahorro» y, junto a los otros cierres que se llevan a cabo en el año, permiten ahorrar 600.000 euros.

Compartir el artículo

stats