El Puerto de Santa Cruz de Tenerife deja de ingresar 28,9 millones por bonificar el transporte marítimo interinsular

La Autoridad Portuaria indica que el Fondo de Compensación sólo le reembolsará siete millones

El organismo insiste en la necesidad de que los Presupuestos Generales del Estado asuman estas bonificaciones, para mejorar la capacidad de inversión

Puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Puerto de Santa Cruz de Tenerife. / E. D.

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife informa de que dejó de ingresar en 2022 un total de 28,9 millones de euros por bonificar el tráfico marítimo interinsular, con un 70% la tasa al pasaje y con un 80% la tasa al buque y mercancía.

En concreto, y según apunta Puertos de Tenerife, debido a la aplicación de estos porcentajes de descuento en el uso de las instalaciones portuarias por parte de dichos tráficos, el citado organismo perdió 22,4 millones por la bonificación a los pasajeros; 4,5 millones con respecto a la mercancía, y dos millones por la bonificación de la tasa al buque.

Sin embargo, indica la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, el Fondo de Compensación sólo reembolsará siete millones de euros. Puertos de Tenerife recuerda que el texto refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante (TRLPEMM) prevé que estas bonificaciones, que debe aplicar cada autoridad portuaria insular, sean compensadas a través de un mecanismo de solidaridad, y conforme a una serie de reglas, entre los puertos de Interés General del Estado, que es el denominado Fondo de Compensación Interportuario. En el caso del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, por cada euro que se bonifica por estos conceptos, "apenas se recibirán 20 céntimos de dicho fondo".

La aplicación de estas bonificaciones está recogida en el TRLPEMM como medida de interés general asociada con la "necesidad de potenciar la cohesión de los territorios insulares que conforman un archipiélago, y evitar los efectos que tienen para el desarrollo económico y la competitividad de las islas menores los costes adicionales de la doble insularidad". No obstante, apunta la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, los puertos son entidades que se autofinancian, "o sea, ejecutan sus proyectos e inversiones en base a sus propios ingresos económicos, que se obtienen por las tasas ingresadas por los operadores portuarios".

Al respecto, Puertos de Tenerife sigue insistiendo en su propuesta de que los Presupuestos Generales del Estado asuman esta bonificación, lo que "permitiría a las autoridades portuarias insulares rebajar las tasas portuarias para la importación de las mercancías que consumimos y abaratar la exportación de nuestros productos, afrontando así con mayor solvencia las propuestas de inversión sostenible en nuestras infraestructuras portuarias sin necesidad de hipotecar nuestro futuro".

"Tal es la envergadura de esta merma de ingresos en las arcas de la Autoridad Portuaria tinerfeña que, de haber contado con esos fondos, no hubiera tenido que endeudarse para ejecutar el Puerto de Granadilla, instalación en la que Puertos de Tenerife ha invertido desde 2010 unos 260 millones de euros, de los que 160 millones se han financiado mediante créditos bancarios", sentencia el organismo.