Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE plantea un acuerdo unánime sobre el alcantarillado para toda Anaga

Los socialistas solicitan al pleno de esta mañana facilitar el acceso a las redes de saneamiento

La portavoz del PSOE y el anterior director de distrito de Anaga, con vecinos de Valle Crispín, en María Jiménez.

El grupo municipal socialista propone al pleno de Santa Cruz de Tenerife de hoy un acuerdo institucional que, tras un estudio y proyecto que realice la compañía Emmasa, permita la conexión individualizada de las viviendas en Valle Crispín, en el barrio de María Jiménez, a la red de saneamiento existente con el menor coste económico para los vecinos.

La moción elaborada por el concejal socialista Florentino Guzmán Plasencia va más allá, pues amplía a toda Anaga la iniciativa, al solicitar que se proceda a la revisión y estudio de la Ordenanza Municipal Reguladora del Uso y Vertidos de la Red de Saneamientos para que se modifique. El reto: garantizar en el Distrito de Anaga las mejores soluciones técnicas y económicas a los contribuyentes que les permitan puedan acoplarse a las redes de saneamiento, en cumplimiento de la normativa.

El anterior concejal del Distrito de Anaga recuerda que María Jiménez y concretamente en Valle Crispín se han ejecutado por parte de Cabildo de Tenerife una serie de obras que han consistido en la instalación de una red general de saneamiento, para dar servicio a los vecinos esta zona incluida en el Parque Rural y Reserva de la Biosfera de Anaga.

«La nueva y única red de saneamiento ha sido instalada a lo largo de la única vía rodada de acceso a esta zona y a lo largo de dicha vía, se encuentran las viviendas. Hablamos de una zona montañosa, de fuertes desniveles y rural», explica Plasencia.

La situación de estas edificaciones presenta numerosos casos particulares: a una distancia que supera los cien metros lineales, no se disponen de los terrenos colindantes, existen barrancos y barranquillos que se deben atravesar y algunas se encuentran bajo una cota inferior a la red principal. La dificultad técnica para acoplarse hace muy difícil la conexión de dichas viviendas a esta red de saneamiento.

El concejal socialista recuerda que la normativa establece que «las edificaciones que tengan desagüe por medio de pozo negro o fosa séptica y cuya conexión a la red de alcantarillado sea técnicamente imposible deberán obtener el permiso de vertido de acuerdo con lo indicado en el artículo 15».

«Por tanto, aquellos inmuebles que estén a más de 100 metros y/o que para conectarse a la red de saneamiento no dispongan de un terreno propio por donde instalar la tubería o técnicamente no sea posible realizar la conexión, no vendrán obligados a conectarse al saneamiento tal y como establece dicha Ordenanza».

El edil socialista advierte de tres problema soportan los vecinos: «la situación de los inmuebles de Valle Crispín para poderse conectar a la red de saneamiento debe ser estudiada individualmente, pero al tratarse de una situación generalizada en todo este entorno, es evidente que se debe realizar por Emmasa». Otro asunto contemplar: la situación del vecindario de Valle Crispín en un entorno geográfico muy accidentado, como ocurre en Taganana –donde se ha instalado igualmente otra red de saneamiento–.

El exconcejal del distrito de Anaga insiste en consensuar una ordenanza municipal que atienda las realidades de caseríos de Anaga, donde que en la mayor parte de los mismos no existen redes de saneamiento y tratamiento de aguas negras y grises. «Esto provoca vertidos al subsuelo, incumpliéndose la legislación vigente, con el agravante que es un espacio natural protegido», advierte.

Florentino Guzmán Plasencia suma «la situación económica y el poder adquisitivo de familias, que en muchos casos, no disponen de los recursos para poder hacer frente a la factura de un acople».

Compartir el artículo

stats