La Unión Europea y Canadá organizarán una nueva conferencia internacional de donantes para apoyar a los refugiados de Venezuela en los países vecinos en marzo de 2023, después que la crisis siga sumando personas refugiadas y desplazadas, siendo una de las emergencias de desplazamiento más graves en todo el mundo.

La situación en Venezuela ha seguido deteriorándose los últimos años, con más de 7,1 millones de personas que han abandonado su país, en una crisis que se ha visto agravada por la pandemia de coronavirus.

Con esta iniciativa, el próximo 16 y 17 de marzo, Canadá y la UE piden a la comunidad internacional mantener la atención en esta crisis y continuar apoyando a los países de acogida en las regiones de América Latina y el Caribe que están realizando "esfuerzos significativos" para acoger e integrar a los refugiados y migrantes venezolanos en sus sociedades.

"La crisis venezolana no es solo una emergencia específica de un país. Afecta a toda la región de América Latina y el Caribe a varios niveles", ha señalado el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, quien ha reivindicado el papel de la UE junto al pueblo de Venezuela y ha destacado que continuará impulsando el apoyo internacional para "una de las mayores emergencias de desplazamiento en el mundo".

En 2021, Canadá ya organizó un evento similar en el que recaudó 800 millones de toda la comunidad internacional para abordar las necesidades más acuciantes de este colectivo. Entonces, la Comisión Europea se comprometió a aportar 147 millones, aparte de las cifras anunciadas por los Estados miembros de la UE.