El día ideal para que Gio despierte en el Lenovo Tenerife

Pese a su discreto arranque de curso el georgiano tiene en el Granca a uno de sus rivales preferidos, y Vidorreta advierte de que ha hecho "su mejor semana de entrenamientos" gracias a haber "descansado más"

Shermadini se dispone a anotar en el primer derbi amistoso de pretemporada.

Shermadini se dispone a anotar en el primer derbi amistoso de pretemporada. / Carsten W. Lauritsen

Una de sus víctimas preferidas en España, y testigo de un par de sus numerosos MVP. Gio Shermadini tratará de tumbar de nuevo al Gran Canaria. Su temporada, hasta la fecha, no se mueve en sus guarismos habituales, pero Txus Vidorreta ha desvelado que, con un mejor descanso, el georgiano ha dejado estos días grandes sensaciones que espera refrendar en el derbi.

"Hay cosas en la vida que a lo mejor sorprenden", respondía este sábado Txus Vidorreta sobre el estado de forma de un Gio Shermadini, que no termina de arrancar y acercarse de manera definitiva a la versión tan desequilibrante que ha mostrado habitualmente en estos cuatro últimos años en el CB Canarias. Y esa razón que llama la atención al técnico vasco es el correcto descanso de su pívot.

"Lo ha estado pasando mal, porque le ha afectado que venía muy cansado del Mundial, y que ha habido muchísimo calor", explica Vidorreta de Shermadini, que ahora "que ha refrescado de verdad por las noches, está durmiendo bien", añadió de manera un tanto sorpresiva. "Y eso le está haciendo crecer cada día hasta el punto de que ésta ha sido su mejor semana de entrenos; vamos a ver is lo puede refrendar en el partido", añadió el bilbaíno.

Esa posibilidad de que el georgiano salga de este sueño, se sustenta no solo en esa teoría argumentada por el técnico aurinegro, sino también que el rival de esta próxima jornada, el Gran Canaria, igualmente invita al optimismo para que el canarismo vea por fin al mejor Shermadini.

Se mide este domingo el Lenovo Tenerife a un rival, el Dreamland, que es el conjunto de la Liga Endesa que más puntos recibe en la pintura. Un total de 40 por partido (frente a los 31,2 del Canarias), casi la mitad de los que encajan los de Lakovic a lo largo de un partido. Una cifra tan elevada que quizá se explica por la presencia de dos cincos de un menor perfil defensivo dentro de la zona, pese a la capacidad de taponar que siempre ha tenido Lammers. Notan ahí los claretianos la marcha, especialmente, de Khalifa Diop.

La estadística es casi una invitación a que Shermadini pueda volver a sus registros habituales. De hecho, ante Happ y Lammers el georgiano ya hizo 17 puntos en uno de los dos derbis canarios de pretemporada. Y el propio Gio acabó con 20 tantos y ocho rechaces (28 de valoración) en su anterior duelo con Happ, cuando este militaba en el Breogán; y se fue hasta los 23 tantos (10/10 en tiros de campo) y seis rechaces (29 de nota) en su último enfrentamiento (19/20) contra Lammers (Bilbao).

Ahora, y después de 10 jornadas, el georgiano se tiene que conformar con unas medias únicamente pasables: 9,5 puntos (solo tres veces superó la decena), un discreto 65,8% en tiros libres (25/38), 4,1 rebotes y 1,2 asistencias para 11,2 de valoración.

Dos MVP en el derbi regional

Nada que ver con la mayoría de sus antecedentes más recientes frente al Gran Canaria, donde el georgiano se ha convertido en uno de los grandes artífices de un balance de siete victorias y solo una derrota. En dos ocasiones superó Gio los 40 de valoración frente al cuadro claretiano: el único que se jugó en la 19/20 (42 de nota) y el primero de la 21/22 (41 créditos), cuando hizo un triple doble virtual al añadir 10 faltas recibidas a sus 25 puntos y una decena de rechaces.

Sin la necesidad de irse a esos extremos de brillantes, Shermadini también estuvo notable en los tres derbis (incluyendo el de Copa del Rey) del pasado año, con especial relevancia a los 25 de valoración con los que acabó en el asalto aurinegro al Arena (70-86). Este domingo, con todos los condimentos que tiene a su favor, es el día ideal para que Gio despierte de su particular letargo.