Fernando Alonso ha conseguido enderezar un fin de semana que había comenzado muy mal en el circuito de Spa-Francorchamps. En clasificación no pasó de la novena plaza y en la carrera sprint sufrió su primer accidente este año con Aston Martin. Pero este domingo ha dado un plus para remontar hasta el quinto puesto, entre los dos Mercedes, y marcharse de vacaciones con sensaciones más positivas, conservando el tercer puesto en el campeonato de pilotos aunque ahora por solo un punto respecto a Lewis Hamilton.

“Me he sentido más competitivo que en las carreras anteriores", ha reconocido Fernando después de las dificultades en Austria, Gran Bretaña y Hungría. "Aquí tampoco ha sido un fin de semana fácil. Entrar en el ritmo de clasificaciones en mojado, con tantos cambios de pista, llegando a la carrera sin experiencia en seco…, un fin de semana muy complicado. Íbamos a contrapié todo el tiempo y en la carrera se ajustó todo", ha relatado.

Alonso ha ganado tres puestos con una maniobra de salida muy efectiva: "Tuve suerte en la arrancada, gané posiciones antes de Eau Rouge por situarme en la parte derecha. Me preocupaba caer hacia atrás por falta de ritmo, pero nos fue bien, hoy teníamos mucho ritmo. El coche era rápido y terminamos delante de un Mercedes y un McLaren. Son buenas noticias, sabe muy bien antes del parón de verano”, ha valorado.

Sobre la meteorología , que ha condicionado el gran premio desde el viernes, al igual que el estresante formato sprint del sábado, el piloto español no ha buscado excusas: “Fue lo mismo para todos. Aparte de McLaren, todos estábamos con el ‘set-up’ de seco. Las condiciones cambiaban y no habíamos hecho dos vueltas seguidas con la pista en las mismas condiciones en todo el fin de semana", ha señalado Alonso, más satisfecho con el resultado de este domingo.

"El coche fue rápido, en la estrategia y los pit-stops se hizo un fantástico trabajo. Teníamos un par de ideas desde Hungría y Silverstone y el equipo hizo algunos cambios de ‘set-up’. Funcionó, el coche fue más normal y más competitivo, estoy contento y es un buen impulso antes del parón de verano”, ha subrayado Alonso, que aún así es exigente y le pone 'deberes' A Aston Martin para las vacaciones.

“Tenemos que mejorar, no cabe duda. Aunque haya ido bien la carrera y sumemos buenos puntos no pudimos ir a por el podio, quedamos bastante lejos. Este resultado ayuda a la moral del equipo, nos quitamos peso y presión en el equipo. Demostramos que aún tenemos buen ritmo, falta hace falta mejorar y ver el campeonato con una perspectiva más general”, ha cerrado.