Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Care Santos, escritora | Festival internacional del cuento de los silos

Care Santos: «Los cuentos son la base de la literatura»

"El optimismo escasea y en el gremio de los editores todavía escasea más", afirma

| el día

Es una de las escritoras más versátiles del panorama de la literatura actual. Asegura que le gustaría atreverse con el teatro después de haber escrito novela, poesía, cuentos y literatura juvenil. Care Santos (Premio Nadal 2017, entre otros reconocimientos) será la encargada de pronunciar mañana las palabras para inaugurar lo que puede calificarse como un «milagro»: el Festival Internacional del Cuento de Los Silos. 

Es una de las autoras más versátiles del panorama literario actual en España. ¿Es este su principal valor?

O mi mayor defecto -ríe-. Por aquello de que «quién mucho abarca…». No sé muy bien, pero en todo caso no puedo renunciar a ella. Me interesan distintos géneros, tengo la suerte de tener distintos tipos de lectores interesados en lo que escribo y mientras esta fortuna siga, yo no voy a renunciar a ningún tipo de lector ni a cuestionar ningún género. Todo lo contrario. Si pudiera, me gustaría escribir algo de teatro, probar otras cosas. Pero bueno, la vida es limitada. Todo no se puede hacer.

Esta versatilidad también le hace tener, de manera obvia, un público heterogéneo. ¿Cuál de todos cree que es más exigente?

Sin ninguna duda el juvenil. Son jueces feroces los jóvenes. Son lectores que jamás hacen concesiones a algo que no sea la historia. Es decir, les da lo mismo que el escritor que les está hablando sea muy poco conocido, conocidísimo, que salga en la tele, que no… les da igual. Se dejan llevar por lo que la historia les transmite y hacen muy bien. Todos los lectores deberíamos de leer así siempre. Muchas veces es un lector también con menos experiencia. Hay que hacer que se interesen por el club de los lectores y esa es una responsabilidad que creo que todos los que escribimos para jóvenes tenemos. Yo desde luego la asumo.

Hay quienes aseguran que los jóvenes leen menos que nunca. ¿Está de acuerdo con esto?

Las voces apocalípticas han existido siempre y siempre se ha dicho que la gente joven lee poco o que no le interesan ciertas cosas culturales. Yo tengo la impresión de que hay un pesimismo general sobre estos asuntos y que se lee más que nunca. Otra cosa es que se lea lo que quienes prescriben lecturas quieren que lean los jóvenes. Se lee y se escribe más que nunca, que las redes han favorecido mucho más que a otras generaciones el hábito de la lectura, creo que los libros están más cerca de los jóvenes que nunca, que hay mucho profesorado y muy implicado en que hacer que sus alumnos y alumnas lean. Y por tanto, creo que no corren tiempos muy apocalípticos en ese sentido, más bien al contrario. Creo que hay que ser optimista… lo que ocurre es que el optimismo escasea y en el gremio de los editores todavía escasea más.

Asegura que la soledad le es necesaria para escribir. ¿Por qué?

La soledad es imprescindible para escribir porque entre el ruido del mundo es imposible concentrarse para algo tan demandante como es una novela. Necesitas… iba a decir toda tu cabeza. No, si tuvieras tres, también te harían falta las tres. Hace falta mucha concentración, mucha dedicación, mucho tiempo y la soledad es favorecedora al escritor siempre. La vida que llevamos favorece muy poco al hábito de la lectura y, desde luego, favorece muy poco a la escritura. Y cuando tú tienes que dedicarte a escribir, tienes que buscar quedarte solo como sea.

Se autodescribe con una división: la Care Santos doméstica y la Care Santos intelectual. ¿Hay un pacto de no agresión entre ambas cuando tiene que escribir? .

No sé si un pacto de no agresión o un pacto de silencio directamente. Una expulsión mutua, porque se estorban mutuamente también. Escribí ese texto hace muchos años, pero sigue estando vigente porque, tal vez más todavía, siguen en mí esas dos Care: la doméstica y la intelectual. Una ayuda a la otra, y una no se entiende sin la otra, pero también se estorban muchísimo. Hay ratos en los que hay que mantener a raya a una de las dos para que la otra también pueda existir. Ambas son necesarias. Me sigo identificando mucho con esa presentación que hice de mí misma.

Los Silos es una tierra de cuentos rodeada de una inmensa naturaleza. ¿Son los cuentos un género innato a la humanidad?

Nosotros estamos formados de relatos. Los relatos que nos conforman, que nos definen, que nos explican, que nos justifican, que nos permiten formar parte de una comunidad, todo eso lo hicimos contándonos cuentos… los primeros cuentos que fueron los orales y sin todo eso no habríamos sido capaces de primero, de formar un grupo; y luego de comprendernos a nosotros mismos y hacer que otros nos comprendan. Por tanto, esa es la base de toda la literatura. Luego todos los géneros derivaron de ese, de esa primera necesidad de contar y contarnos.

El Festival Internacional del Cuento se desarrolla en un municipio eminentemente agrícola, de apenas 5.000 habitantes y alejado de la zona metropolitana de Tenerife. ¿Este festival es un milagro?

Yo creo que sí. Cuando comenzaron a contarme cosas del festival me parecía increíble que se haya mantenido, que goce de buena salud y que además siga adelante. Y sí, claro. Esos milagros en realidad nunca ocurren solos, siempre son el empeño de algunas personas o a veces, incluso, de una persona concreta. Estoy segura de que es así en este caso. Lo celebro porque mientras quede gente dispuesta a trabajar porque cosas así ocurran, el mundo vale un poquito más la pena.

Compartir el artículo

stats