Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casado da plena autonomía al nuevo líder del PP canario para futuros pactos

Manuel Domínguez pacta con Génova una ofensiva en el Congreso de la agenda canaria

Pablo Casado, a la izquierda, ayer, en la sede popular de Madrid, con Manuel Domínguez. | | E.PRESS

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, da plena autonomía al nuevo líder del PP canario, Manuel Domínguez, para futuros pactos en Canarias. Domínguez tiene así las manos libres para marcar estrategias políticas y para decidir sobre futuros pactos. Este es el mensaje que le traslado Casado al recién electo presidente del partido en las Islas. Ambos se entrevistaron este viernes en la sede central del partido en Madrid por primera vez tras el XV congreso del PP canario el pasado fin en el que el político tinerfeño tomó las riendas de los populares canarios sucediendo a María Australia Navarro. Domínguez explicó durante casi dos horas con el líder nacional las claves de la sucesión y sus prioridades para la nueva etapa del partido, y pactaron además una ofensiva política en el Congreso sobre distintos asuntos de la agenda canaria en las políticas estatales, entre ellos la inmigración, la regeneración de La Palma por los efectos del volcán, y la ampliación de la ZEC.

En el ámbito más político, Domínguez aseguró haber logrado del líder nacional garantías de que tendrá plena autonomía para marcar las estrategias de actuación en las Islas tanto en los asuntos internos del partido, como en el de las relaciones con las demás fuerzas políticas, incluidos los futuros pactos tras las próximas elecciones autonómicas, insulares y locales de mayo de 2023. Tras lograr el aval de Casado por la elección de la nueva Ejecutiva regional, y en concreto de Poli Suárez como secretario general y de Noelia García, como portavoz, “una muestra clara de que el impulso político del PP de Canarias tiene que venir desde la base”, Domínguez también cree haber obtenido plena autonomía para una de las cuestiones siempre objeto de debate y controversia en las Islas como son los pactos post electorales.

Inmigración, prioridad en la agenda canaria del PP

“Siéntete cómodo, ahora toca trabajar para que el PP sea fuerte en Canarias, y eres tú quien tiene que marcar la estrategia, coméntales (con la dirección nacional), pero las decisiones se tomarán en Canarias”. Estas fueron, según explicó Domínguez, las palabras con las que Casado le dio vía libre para todas las decisiones estratégicas del partido en las Islas. “El PP tiene que pensar ahora en sí mismo, hacer un trabajo importante de puertas hacia adentro, que quizá muchos no me van a entender cuando cierre un poco la puerta, deje de comunicar tanto y empiece a trabajar, para cohesionarnos, estructurarnos y organizarnos, pero creo que eso es fundamental para dar los primeros pasos”, resaltó el nuevo líder del PP canario. En relación con los futuros pactos, afirmó que “siempre estarán pendientes de lo que diga la ciudadanía en las elecciones, pero el presidente nacional me ha dicho que me sienta cómodo, que marca estrategia. En el futuro veremos cuáles son las acciones a llevar a cabo”.

Domínguez destacó por otro lado tres su primera visita a Génova como presidente del PP de Canarias  el compromiso adquirido por Casado para impulsar en el Congreso iniciativas relacionadas con determinados aspectos de la agenda canaria en las políticas estatales. El primero de ellos la inmigración, materia sobre la que se seguirá insistiendo en exigir el Ejecutivo de Pedro Sánchez medidas en el ámbito internacional con los países de origen de los migrantes, en el control de fronteras, y en la atención a los migrantes que llegan a Canarias.

Reconstrucción de La Palma

Un segundo asunto sobre el que el PP nacional pretende dar batalla en el Congreso es la reconstrucción de La Palma a través de la presentación de una proposición de ley que, además de contemplar un plan de actuaciones de regeneración por valor de 1.000 millones de euros, se pretende garantizar que las ayudas y medidas que se aprueben se cumplan en su totalidad. “La ley no solo debe tener dotación presupuestaria, sino que debe dar garantías de que las ayudas y las medidas se ejecuten en el plazo que necesita la isla”, explicó Domínguez.

“Los palmeros bastante tienen con lo que han sufrido como para que haya incertidumbres y cambios en la toma de decisiones del Gobierno central. Vamos por tanto a presentar un proposición de ley que contenga aquel plan de 1.000 millones que presentamos que habla de la vivienda, del turismo, de la agricultura y específicamente del plátano, del desarrollo de las vías públicas. Se trata de que garantizar esa regeneración a través de un proyecto de ley en el Congreso que blinde las acciones del Estado en la Isla”, resaltó.

Ampliación de la ZEC

Otra apuesta parlamentaria del PP para los próximos meses será la de intentar que se amplíe la vigencia de la ZEC más allá del 2027 que establece el Real Decreto aprobado el pasado jueves en el Congreso para adecuar la temporalidad de las bonificaciones fiscales del REF al Mapa de Ayudas de Finalidad Regional remitido por el Gobierno central a Bruselas para el periodo financiero 2002/2027. “Hemos hablado del REF y del maltrato del que está siendo objeto por parte del Gobierno central. La ZEC siempre ha tenido durante el periodo 2014 a 2022 seis años de duración. Propusimos que el Real Decreto se tramitara como proyecto de ley para que se cambiara ese plazo y alargarlo hasta el 2029, pero el Gobierno se ha negado y por lo tanto vamos plantear distintas iniciativas en el Congreso para conseguir ampliar el plazo a seis años y dar seguridad jurídica a las empresas”, anunció Domínguez.

Para el PP, el compromiso de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de que el Ejecutivo solicitará en su momento esa nueva ampliación para que el periodo alcance hasta el 2019 no es ninguna garantía. “No nos fiamos de este Gobierno porque ha demostrado en los últimos tiempos no tener palabra, y más tratándose del REF. Quizá si viviésemos en el País Vasco la palabra del Gobierno valdría, pero para Canarias la palabra del Gobierno no es ninguna garantía. Vale más que la cosas queden por escrito”, aseguró el presidente del PP canario.

Adíós a la Alcaldía de Los Realejos

 Pablo Casado y Manuel Domínguez han aplazado para el mes de febrero la decisión sobre si el nuevo líder de los populares canarios debe dejar la alcaldía de Los Realejos (Tenerife) para dedicarse plenamente a su nueva labor de dirección política del partido. Será durante la próxima visita de Casado a las Islas, probablemente en febrero, cuando se adopte una decisión definitiva, pero todo parece indicar que desde Génova se apuesta claramente por una sustitución de Domínguez al frente de la villa tinerfeña y asuma por completo la labor de oposición en el Parlamento y las tareas de reconstrucción interna del PP. “El presidente nacional me ha dicho que tenemos que hacer una evaluación a los largo de los próximos días. Yo en política he nacido para el municipalismo pero también estoy descubriendo que desde el ámbito regional el municipalismo es muy importante. Si el partido me pide que me entregue en cuerpo y alma a la tarea de la dirección política del partido en Canarias, lo voy a hacer y será incompatible con la alcaldía. Vamos a definir esos últimos pasos”, explicó este viernes el dirigente canario.

Compartir el artículo

stats