A veces sucede. Por no tener el valor suficiente para ser sincero en el cara a cara algunos terminan mintiendo para contentar al otro, o para no iniciar una discusión. Esto es lo que sucedió en el caso que vamos a relatar a continuación.

Una cliente contó en Tripadvisor su experiencia en un conocido local del paseo de Las Canteras. La usuaria Rosa M escribió una dura crítica titulada: "Comida pésima", en la que comenta que "la comida es de mala calidad (patatas fritas de bolsa de las congeladas, carne con sabor a pescado, no debieron limpiar bien la plancha donde la hicieron).

"Precio carísimo en comparación con la comidas que sirven. Dos platos normalitos más de 30 euros". Así termina la crítica que fue acompañada por una nota de 1 sobre 5.

El propietario del local respondió a la reseña al encontrarse confundido con lo comentado. Asegura que fue a la mesa de la clienta "personalmente para preguntar si todo estaba bien. Me acuerdo que noté que algo pasaba con la carne, después de una respuesta 'Está todo bien, muy rico' mandé dos veces más un camarero para averiguar que pasaba".

Confirma que los trabajadores pasaron por la mesa "tres veces para ver si todo estaba bien" y que recibieron "respuestas positivas". Al dueño no le pareció bien lo que sucedió después. "Al final de la noche estar en casa a escribir opiniones malas sobre un restaurante me parece bastante mal, perdonen la sinceridad.

"Cuando se le pregunta se dice la verdad y se arregla sobre la marcha, somos personas y a veces hay errores, estos comentario ya no sirven ni a nosotros ni a ustedes. Siento que no se encontraran bien con nosotros, a la vez creo que había muchas formas de solucionarlo más maduras".

La mayoría de reseñas de este local situado en Las Palmas de Gran Canaria son muy positivas, apenas recibiendo críticas no catalogadas dentro del apartado "Excelente". En un establecimiento muy bien valorado dentro del sitio web Tripadvisor.