21 de abril de 2020
21.04.2020
banner buzzeando

Un físico explica los supuestos ovnis vistos en el cielo de Canarias

Asegura que las supuestas apariciones detectadas desde una casa de Montaña Alta, en Gran Canaria, tienen que ver con las lentes de los teléfonos móviles y con cómo captan la luz durante la noche.

21.04.2020 | 13:37

¿Era un ovni lo que se vio en el cielo de Canarias la pasada Semana Santa? Recordemos la historia . El investigador Luis Javier Velasco contó en el programa 'La rosa de los vientos' de Onda Cero un caso de avistamiento de tres objetos voladores no identificados en Santa María de Guía, en Gran Canaria, que le transmitieron sus amigas Sheila Santiago y Lara Sánchez.

Según relató Velasco, estas mujeres vieron tres ovnis durante la Semana Santa, la noche del 8 de abril, desde su casa de campo de Montaña Alta, y llegaron a grabar un vídeo. El primero de los objetos era de color blanco, parecía una estrella de tres puntas y volaba con rumbo sur; el segundo desprendía una fuerte luz, y el tercero presentaba un tono anaranjado y observaron cómo descendía en altura.

Pero no sólo eso, sino que el investigador aseguró que el supuesto avistamiento en Canarias no era un caso aislado, sino que se estaba produciendo una "oleada de ovnis a nivel internacional".

Pues bien, antes las aseveraciones de la supuesta presencia de estos objetivos voladores no identificados en el cielo, un físico, José Luis Crespo, realizó un vídeo de diez minutos para explicar lo que podría parecer un ovni.

 

 



Crespo es un 'youtuber' y se hace llamar Quantum Fracture en las redes. Es el divulgador científico más conocido en 'YouTube' y explica que esas la aparición de esas luces en el cielo tiene que ver con las lentes de los teléfonos móviles y con cómo captan la luz durante la noche.

 

 

Según esta explicación, los supuestos objetos que vieron las Sheila Santiago y Lara Sánchez desde su casa de Montaña Alta no eran ovnis, sino meros reflejos captados por el móvil en la oscuridad. Seguramente, para ellas será una decepción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook