El Cabildo aportará 1,1 millones de euros al IAC en el próximo ejercicio

La subvención da paso al convenio para cuatro años, con 250.000 euros en gastos estructurales

El Cabildo de Tenerife dotará con 1,1 millones de euros al Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en el próximo ejercicio presupuestario, además de cambiar el tradicional modelo de la subvención nominativa anual por un convenio de cuatro años de duración. Así lo explicó ayer a los interesados la embajada insular, encabezada por su presidenta, Rosa Dávila, en su visita a las entrañas de la ciencia en la Isla, el edificio tecnológico del Parque de las Mantecas. A Dávila la acompañó el consejero de Innovación, Investigación y Desarrollo, Juan José Martínez. Tuvieron al mejor cicerone posible, el director de la entidad científica, Rafael Rebolo, que los guió por las instalaciones y les mostró los principales proyectos en los que trabajan actualmente.

Martínez confirmó el cambio de modelo. Reconoce que «las subvenciones nominales pueden estar muy bien» pero «crean incertidumbre al depender de factores a veces externos como lo que determine la Unión Europea». Por eso, explica, «vamos a mantener esos 850.000 euros al año de financiación pero con un modelo de convenio plurianual durante cuatro». Ademas, revela, «añadiremos otros 250.000 que no irán dedicados como el resto a mantener y fomentar líneas de investigación y la estabilidad laboral de los científicos sino a los gastos estructurales». Esto supone una aportación total de 1,1 millones de euros del Cabildo al IAC en el próximo ejercicio presupuestario.

Por lo tanto, un refuerzo al vínculo para desarrollar proyectos estratégicos «con estabilidad y continuidad» que «de los frutos que necesitan durante un determinado periodo de tiempo».

de la ciencia tinerfeña. | maría pisaca

de la ciencia tinerfeña. | maría pisaca / José Domingo Méndez

Conociendo proyectos

Durante el recorrido por las instalaciones del IAC y el Iactec, Rosa Dávila y Juan José Martínez conocieron el diseño de grandes telescopios y de proyectos tecnológicos con aplicaciones en las comunicaciones ópticas o la tecnología médica. Tuvieron la ocasión de saber más sobre la tecnología para pequeños satélites y vieron algunas de las imágenes que ha tomado la cámara de Drago, creado aquí, desde el espacio. También hablaron sobre Alisio 1, el primer satélite canario para la observación de la Tierra, que se enviará al espacio en unos meses. Y les fueron desvelados los secretos del prototipo Vinis, el nuevo instrumento que se desarrolla tras el éxito de Drago.

Dávila y Martínez recorrieron el edificio, sus salas impolutas y el equipamiento e instrumentos de última generación con el que realizan su labor unos científicos a los que saludaron en su puesto de trabajo a los que cogieron prácticamente sin avisar.

Alisio está casi a punto. Actualmente está siendo integrado en Reino Unido, y después será enviado a Estados Unidos para su lanzamiento desde la mítica base de Cabo Cañaveral. En cuanto a Vinis, es un nuevo instrumento, más complejo y sofisticado que Drago y de mayor tamaño. Tendrá una resolución diez veces mayor y será capaz de tomar imágenes en el visible y en el infrarrojo cuando Drago las toma sólo en infrarrojo.

Dávila y Martínez conocieron todo esto de primera mano en el centro ubicado en INtech Tenerife. Su actividad está orientada a la astrofísica, el espacio y la instrumentación científica para medicina, seguridad y medio ambiente.

Dávila indicó que «Cabildo e IAC son aliados estratégicos en el desarrollo de Tenerife y de Canarias. Tenemos proyectos en común y queremos reforzar esa alianza y cooperación». Añadió que «por eso hemos creado una nueva consejería específica en investigación, ciencia, desarrollo, innovación y tecnología, de manera que podamos estrechar todas esas alianzas, no solamente en términos económicos, sino de proyectos que se puedan desarrollar aquí». Valoró: «Queremos que puedan venir los científicos y también que los investigadores puedan investigar en Tenerife con la proyección que nos da el IAC y su prestigio a nivel internacional».

Dávila señaló que «hay proyectos de aquí, como los satélites de las cámaras Drago, que ya son una realidad. Hemos visto la resolución y, sobre todo, la, capacidad que tenemos para desarrollar tecnología en un centro puntero a nivel mundial. Eso también forma parte de nuestra apuesta por diversificar la economía y generar oportunidades a nuestros investigadores».

Martínez subrayó por su parte «Queremos seguir incrementando desarrollos y transferencia que parten de iniciativas del IAC y generar ese ecosistema vinculado con la innovación en Tenerife que hará transformar nuestra Isla».

Rafael Rebolo destacó la excelente relación: «Confiamos en seguir impulsando juntos la creación de tecnología avanzada, tanto en proyectos de ámbito espacial como en grandes telescopios, comunicaciones ópticas y aplicaciones tecnológicas a la biomedicina».