Medioambiente | Un proyecto sostenible en Guía de Isora

200 almendros para convertir un vertedero en un sumidero de CO2

El objetivo del proyecto es mejorar la calidad del aire y

destacar este árbol que forma parte de la historia isorana

La alcaldesa, Josefa Mesa (centro), en una visita a los trabajos.

La alcaldesa, Josefa Mesa (centro), en una visita a los trabajos. / El Día

D. R.

Una parcela que se utilizaba como vertedero va camino de contar con una nueva vida en Guía de Isora. Será a través de la plantación de 200 almendros, con los que se pretende mejorar la calidad del aire y, en paralelo, poner de relieve este tan icónico árbol del paisaje isorano. Según explican desde el Ayuntamiento sureño, se pretende que, cuando esté finalizado, este espacio pueda recibir visitas guiadas. También el Consistorio está pensando en la forma de vincularlo con la ruta isorana del almendro, que discurre a través de diferentes núcleos de las medianías del municipio.

Un grupo de operarios trabaja en la mejora de la parcela donde se plantarán los almendros. | | E.D.

Un grupo de operarios trabaja en la mejora de la parcela donde se plantarán los almendros. | | E.D. / D. R.

La acción está dando pasos con un convenio municipal. «Recuperar las conocidas como zonas rurales deprimidas, rehabilitando caminos reales y senderos, es el objetivo de los trabajadores de ZRD, un convenio del Ayuntamiento de Guía de Isora por el que el pasado mes de diciembre se incorporaron a la plantilla municipal 44 desempleados de larga duración», detalla el Consistorio sobre la iniciativa. Y, entre las medidas, la estrella es ese proyecto en la deteriorada parcela.

La parcela objeto de la mejora se sitúa en la zona de Los Meneses, entre el casco de Guía y Aripe

«Este año, la gran novedad entre estos proyectos de recuperación es el nuevo sumidero de carbono que se está desarrollando en la zona de Los Meneses, entre el casco de Guía y Aripe», precisan desde la institución local. «Se trata de una parcela municipal que albergará más de 200 almendros, conformando un pulmón verde en el municipio que contribuirá a la absorción del dióxido de carbono (CO2) presente en la atmósfera, favoreciendo una mejor calidad del aire y avanzando en los principios de sostenibilidad», indican.

Además, al mismo tiempo se están llevando a cabo otros trabajos vinculados con la rehabilitación de caminos reales y senderos, como el que conecta el núcleo de Vera de Erques con el caserío de Las Fuentes. «Allí una cuadrilla de trabajadoras lo ha estado acondicionando para que sea más fácilmente transitable por los ganaderos y senderistas que frecuentan la zona», exponen desde el Ayuntamiento. «Este proyecto ha sido financiado con una subvención de 161.210 euros del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) y forma parte de la estrategia del Ayuntamiento de Guía de Isora para la generación de empleo en el municipio», detalla.

La alcaldesa isorana, Josefa Mesa, ha destacado los beneficios que genera el proyecto tanto para el municipio como para los trabajadores. «Estamos rehabilitando espacios rurales que requerían de una intervención a la vez que facilitamos la incorporación en el mercado laboral de desempleados de larga duración», expresó en una nota. La regidora local ha aprovechado también para felicitar a los trabajadores del convenio, que, según dijo, «están realizando una magnífica labor recuperando el patrimonio etnográfico de estas zonas y devolviéndoles el valor a estos espacios».

Un árbol característico

El sumidero de carbono es «una zona con vegetación que contribuya a reducir el dióxido de carbono de la atmósfera, una de las formas más sencillas, naturales y eficaces de secuestrar el CO2», apunta el Consistorio. «Se ha elegido el almendro porque es un árbol característico en la comarca suroeste. Otra de las razones es la poca agua que necesita esta especie una vez adaptado al terreno, lo que lo convierte en un árbol más sostenible teniendo en cuenta las escasas precipitaciones que se dan en la zona», añade.

Esta instalación dará paso a otra. Y es que se va a desarrollar próximamente en otro núcleo del municipio un segundo recinto que también actuará como sumidero de carbono. En ese otro caso se trata del parque sostenible de Piedra Hincada, que fue anunciado recientemente por la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias y que cuenta con una inversión de 500.000 euros.