Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guancha

La Guancha recibe 758.000 euros del Cabildo para poder abrir la piscina

Tres años y ocho meses después de que se presentara, este espacio deportivo continúa cerrado, con el entorno sin urbanizar y sin opciones de abrirse al público antes de 2024

El alcalde de La Guancha, Antonio Hernández (PP), junto a uno de los accesos sin urbanizar de la piscina, en mayo de 2021. Andrés Gutiérrez

La obra de la piscina municipal de La Guancha se dio por finalizada en febrero de 2019 con un polémico acto organizado por el Cabildo, al que no acudió el grupo de gobierno local (PP). El Ayuntamiento sostiene que se vio obligado por el anterior gobierno insular a recibir la obra hace tres años y ocho meses, pese a que el proyecto «aún no estaba terminado» y ha requerido numerosas actuaciones posteriores. Ahora el Consistorio acaba de recibir una transferencia de 758.000 euros del Cabildo de Tenerife para urbanizar todo el entorno de este complejo deportivo y avanzar hacia una apertura al público que el alcalde, Antonio Hernández (PP), reconoce que no llegará antes de 2024.

En este mandato se han realizado diversas actuaciones en la piscina y su entorno como la reparación de las filtraciones del vaso principal, el skate park, el circuito de calistenia y el equipamiento necesario para poner en marcha este complejo deportivo, que no tenía aparatos para hacer ejercicio, taquillas, torno de acceso, mostrador de atención al público o cámaras de vigilancia, entre otras muchas cuestiones. Con el edificio finalizado, los esfuerzos se centran en el entorno, que sigue siendo un solar de tierra sin pavimento, ni aceras ni alumbrado.

Antonio Hernández considera una «muy buena noticia» que el Cabildo de Tenerife haya ingresado ya al Ayuntamiento de La Guancha «los 758.000 euros necesarios para licitar la urbanización de los accesos a la piscina». El municipio espera tener los pliegos terminados este mes y sacar «muy pronto» a licitación los trabajos, cuyo plazo de ejecución es de un año. Lo que queda de 2022 y 2023 se perderán en ese proceso administrativo y de ejecución de obra, por lo que el horizonte realista para ver por fin abierta la piscina guanchera se sitúa en el año 2024.

Hernández agradece que «Pedro Martín (PSOE) nos haya dado el dinero que Carlos Alonso (CC) no nos quiso dar en 2019, cuando organizó aquella inauguración. Desde entonces, hemos estado esperando por estos fondos». En el año 2021 había un compromiso presupuestario insular de 490.000 euros que en 2022 se ha elevado hasta los 758.000, «lo que nos permite asumir tanto la dirección de obra como la ejecución».

«Teníamos una edificación sin acceso por cuestiones políticas y ahora, por fin, podremos ejecutar las obras necesarias para que los vecinos puedan disfrutar de la piscina, aunque no será antes de 2024», advierte. Sí se mantiene el objetivo de que el Consistorio asuma la gestión directa de las instalaciones, «mediante la prestación de servicios complementarios como el mantenimiento, los socorristas o la actividad deportiva».

El alcalde confía en que la gestión de este complejo deportivo no se convierta en una losa económica para esta localidad de apenas 5.500 habitantes y resalta la apuesta por la eficiencia energética en el inmueble: «Tiene placas fotovoltaicas y un sistema que aprovecha el calor del aire para tratar de mantener la temperatura del agua».

Antonio Hernández (PP) agradece al Cabildo de Tenerife la gran inversión realizada en este complejo deportivo e insiste en que la situación actual, con las deficiencias y trabajos pendientes, demuestra que no se equivocó cuando se negó a asistir a la presentación pública de «una obra inacabada», el 28 de febrero de 2019, en las vísperas de dos procesos electorales. «El tiempo me ha dado la razón y queda claro que no acudir a ese acto no fue una cuestión caprichosa, simplemente no quise entrar en el juego de engañar a los vecinos presentando algo que aún iba a tardar años en abrir», ha recalcado. En el mejor de los casos, este complejo podría estar a disposición de los guancheros cinco años después de aquella foto.

El Cabildo de Tenerife invirtió en esta obra de más de 2,6 millones de euros y mantuvo un contencioso con la empresa constructora para reparar unas deficiencias que se consideraron en periodo de garantía. Fue necesario arreglar todas las filtraciones que se producían por la mala impermeabilización de los rebosaderos tipo Múnich, que llevaban el agua a través de la estructura y caía a las plantas inferiores, y la capa final de todo el techo voladizo exterior, que comenzó a caerse meses después de que terminaran las obras. Con estos 758.000 euros para urbanizar el entorno, la inversión total del Cabildo en esta instalación deportiva superará los 3.358.000 euros, unos 610 euros por cada vecino de La Guancha.

Compartir el artículo

stats