Tenerife, Gran Canaria, La Palma y El Hierro rebajan el nivel de alerta tras el paso este fin de semana de la tormenta subtropical Hermine por el Archipiélago canario. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado esta mañana de lunes de que estas cuatro islas pasarán a partir de este mediodía a estar en aviso amarillo, es decir, en situación de riesgo por lluvias. En el caso de La Palma, la previsión habla de lluvias y de fuertes rachas de viento que alcanzarán los 70 kilómetros por hora.

En cuanto al resto de islas, es decir, La Gomera, Fuerteventura y Lanzarote decaen los avisos por lluvias, vientos y tormentas que han acompañado a los canarios durante el fin de semana. Pese a ello, el Gobierno de Canarias mantiene por el momento la alerta en el caso de La Gomera y prealerta para las dos islas más orientales.