Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo de Tenerife pone a prueba las señales del carril guagua Güímar-Santa Cruz

El test sobre posibles luminarias para esta vía en la autopista TF-1 se llevará a cabo durante agosto en el Intercambiador capitalino

El Cabildo pone a prueba las señales del carril guagua Güímar-Santa Cruz

El área de Movilidad del Cabildo de Tenerife realizará durante el mes de agosto, y con el Intercambiador de Transportes de Santa Cruz como escenario, pruebas piloto de diferentes tipos y marcas de balizas para utilizar en el carril para guaguas y otros vehículos de alta ocupación, el denominado bus VAO, proyectado para la TF-1, la Autopista de Sur, en los 20 kilómetros que van del Polígono Industrial de Güímar, a la altura de Arafo, y la capital tinerfeña.

El consejero insular de Movilidad, Enrique Arriaga, explica que el test permitirá probar diferentes luminarias, comprobar su resistencia y desgaste para implantar las más efectivas en el nuevo carril que está previsto poner en funcionamiento antes de final de año.

Además, Arriaga incide en que «Tenerife pasará de tener 3,2 kilómetros de carril bus VAO, con los que cuenta en la actualidad a casi 50 al finalizar la legislatura, dando un salto de calidad en la movilidad en el transporte público».

Añade el consejero que «la puesta en marcha de este recurso supone un importante aliciente para fomentar el transporte público, al hacerlo mucho más rápido, al igual que potencia el uso compartido del vehículo privado. Se trata de una medida que reduciría notablemente la entrada de vehículos en las grandes urbes».

El año que viene

El director insular de Movilidad, José Alberto León, señala que las obras para poner en marcha el carril bus VAO se iniciarán en 2023. El consejero Arriaga recalca que estos carriles serán una realidad en Tenerife a lo largo del año que viene. Espera que en los primeros seis meses de 2023 comience la obra en el tramo entre Güímar y Santa Cruz de la TF-1.

Arriaga explica que para llevar a cabo la obra de un carril bus VAO «hace falta que la autopista tenga tres carriles o más». En cualquier deja claro que en lo referente a la TF-1, confía en que la obra esté en marcha en el primer semestre y tarde en ejecutarse unos ocho meses en el tramo entre Güímar y Añaza. La última hasta la salida en guagua de la TF-1 para su entrada en Santa Cruz durará algo más dado que supondrá la ampliación de un carril adicional en la autopista.

«La vía irá en el centro, sin barreras físicas sino con luces en el suelo y paneles indicativos»

Enrique Arriaga - Consejero insular de Movilidad

decoration

El consejero explica que este carril bus VAO, «iría en el carril que está más al centro y no tiene una barrera física, sino unas luces en el suelo empotradas en la línea y una serie de paneles indicativos», de tal manera que «en horario de colapso se activa el carril, y podrán circular las guaguas y los vehículos de alta ocupación, y cuando no, será un carril más». Eso sí, subraya que «no es una obra sencilla a nivel de concienciación de los conductores», y por tanto, “habría que hacer una campaña fuerte a ese nivel entre ellos y desde luego lleva a cabo muchas pruebas».

Además de este carril del Sur, Arriaga explica que «ya está en marcha la obra del preferente para guaguas (1.850 metros), a la altura de Las Chumberas, frente al Camino de la Hornera, para evitar el atasco que se produce normalmente a mediodía y que la guagua llegue rápido a la estación». En este caso, «ya están las palas y es una obra relativamente rápida»

De aquí a un año, Tenerife aspira a tener en servicio 50 kilómetros de bus VAO acompañado de un sistema que identificará y apoyará el correcto uso de este carril por los vehículos autorizados.

Estos nuevos carriles se activarán a través de unas luces en el suelo. Cuando se pongan rojas significará que lo están e incorporará paneles de señalización. En los momentos que no haga falta su uso, porque no concurra mucho tráfico, se apagan las luces y quedará como un carril más de la autopista. No hace falta obra de asfaltado ni hacer túneles o puentes, sino una máquina que dibuje una pequeña zanja para poner los cableados y las luces. Luego, los paneles de la mediana se colocan sin interferir en el tráfico.

Un carril con privilegios

Estos carriles con preferencia para las guaguas y los vehículos con más de una persona funcionan en todas aquellas vías que tengan tres. De tal manera que uno queda reservado para las guaguas, motocicletas, vehículos eléctricos y coches de alta ocupación –dos o más personas–. Las nuevas tecnologías juegan un papel muy importante en este tipo de infraestructuras. Por ejemplo, las cámaras de identificación. A falta de concretar lo que empezará de momento a prueba, estas detectan si van dos o más personas en el coche. Un incentivo para compartir vehículo y reducir su número con la idea de ganar en fluidez y eliminar atascos. La multa para los que no cumplan este requisito cuando el carril esté activo puede llegar hasta los 200 euros.

Compartir el artículo

stats