Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NAVIDAD | Las compras de última hora

Luz y transporte elevan los precios y ‘marcan’ la cesta de Nochebuena

Vendedores y clientes coinciden en que «las cosas están mas caras» que el año pasado | La sexta ola del covid retrae a los compradores

19

Mercado de La Laguna Delia Padrón

Un año después, la Nochebuena llega con claroscuros en la economía doméstica. Poner la mesa esta noche tiene un coste «algo superior» al que registró en 2020. Persiste la pandemia y la fiesta coincide con la sexta ola del covid-19, con el añadido de la variante ómicron y su rápida propagación. Además, la subida de la tarifa de la luz tampoco da tregua. Pero eso no es todo. La falta de barcos y contenedores causa una crisis en el transporte marítimo (mueve el 80% de la mercancía mundial) y, con ello, eleva los costes. Este es el escenario de la Navidad de 2021. Y eso se refleja en la recaudación de los comercios.

El Mercado de La Laguna era a mediodía de ayer un punto de referencia. Con el ómicron desbocado, el cumplimiento de las normas para combatir el covid saltaba por los aires en el parámetro de la distancia social. El recinto registró una afluencia notable de clientes potenciales. «Las compras de última hora» para María Luisa, pero no para Antonio Miguel, quien prefiere «comer fresco, aunque tenga que pagar un poco más». Una disparidad que también se da ente los comerciantes a la hora de valorar la evolución de esta campaña. «Como la del año pasado o algo peor», apuntaba Carmita desde su puesto de venta de pescado; «un poco mejor que entonces», decía Miguel detrás del mostrador desde el que cortaba filetes.

2020. Mal año.El primer año de la pandemia del covid-19 ha sido el peor en ventas navideñas hasta el momento. Las normas para combatir el virus redujeron de forma drástica asistencia y compras

Carne.

«Está siendo una Nochebuena muy tranquila, a última hora están comprando algo, pero son compras relajadas y pequeñas», algo que el propio Miguel atribuye al límite de aforo vigente. Pollo, conejo y cabrito siguen siendo las carnes preferidas para la cena de Nochebuena, según se desprende de una rápida encuesta entre los distintos puntos de venta de carne. «El pollo, para la sopa», apunta Rosalía, clienta que también se lleva «unos solomillos para el almuerzo del día de Navidad». ¿Los precios? «Caro, muy caro, pero es lo que hay». El vendedor contrapesa: «El precio es superior al del año pasado, pero todo sube». El incesante aumento de la tarifa de la energía es un factor que contribuye a ello. «Todo está condicionado por ese precio y por el coste del transporte».

Pescado.

Cherne, para prepararlo al horno y encebollado, atún «y alguna sama» son los pescados elegidos para esta noche. «El tiempo no ha acompañado en estos días para tener una buena pesca». Carmita es de las que sostiene que «este año las ventas son un poco inferiores a las de los anteriores, y eso que el pasado ya estábamos en pandemia. La cosa está un poquito complicada y eso baja las ventas». Asegura que su producto no está muy afectado por el sobrecoste que experimenta el transporte, pero «sí que hay compañeros que se han visto muy perjudicados y han tenido que subir los precios de sus productos». Es el caso de otro de los más reclamados: el marisco.

Hoy es un día importante para los mercados de abasto, como el de La Laguna. «La pandemia ha retraído mucho a la gente. Estos últimos días hay algo más, pero tiene que mejorar. «De todas formas queda un día y tenemos perspectiva de que mañana (por hoy) mejore la cosa, porque por los frescos suelen esperar a los últimos días».

Fruta.

No es el caso de la fruta. Sigue siendo un producto con demanda. El plátano permanece como la preferida, pero en las mesas hoy habrá otras frutas tropicales. Estos puestos de venta, sin embargo, ingresan más por aguacates, cebollas, ajos, puerros, limones, tomates o hierbas aromáticas.

La papa no falla en la lista de la compra para la cena de Nochebuena y el almuerzo de Navidad. La papa bonita es la elección más común, o la colorada baga, a pesar de ser las más caras (superan los cinco euros el kilo). Candelaria, en el Mercadillo del Agricultor, confirma que la clientela acude a «por el tomate, la papa, la batata, el aguacate, lechuga , pimientos, col, puerros y alguna verdura para hacer el puchero». Es decir, «como todas las Navidades, nada especial». El contacto directo y permanente con el cliente le lleva a asegurar que «la cosa cada vez está peor. Tenemos la misma venta que el año pasado y la luz sube y los precios, detrás. Sube todo».

Conejo y cabrito, en carnes; cherne y atún, entre el pescado, lo que más se vende para la noche de hoy

decoration

Miguel Ángel vive en el Puerto de la Cruz y cuenta que al Mercado de La Laguna acude «solo la víspera de Nochebuena. Paso aquí un par de horas comprando con tranquilidad y disfrutando de este ambiente». Consume un cortado mientras observa desde uno de los bares del recinto. «La pandemia, la subida de la luz y la crisis del transporte nos están masacrando. Los precios de este año son normales, porque esta gente tiene que comer y pagar facturas, como nosotros», reflexionó.

Un gasto similar.

La clientela del Mercado de La Laguna reúne a todas las edades y a familias de todo el espectro. A la hora de hablar del dinero que emplean para elaborar la cena de Nochebuena, la respuesta común es «lo mismo que el año pasado o un poco más». Con el mismo gasto que hace un año, la cesta de la compra «no es la misma, me llevo un poco menos de casi todo», reconoció María Jesús, una madre que hoy recibe a sus dos hijos, que llegan «desde Estados Unidos». Ella fue la más explícita: «Me he gastado casi 120 euros, pero todo lo que cenaremos mañana (por hoy) me lo llevo de aquí».

En la mesa de Zoraida y José Luis habrá esta noche, en su casa y con la suegra de él, «atún y cabrito, al gusto». El postre «lo compramos hecho, pero no hemos decidido aún cuál será». En la cena para seis (hay dos menores) invertirán en torno a 200 euros, incluyendo turrones, polvorones y peladillas, entre otros productos típicos de la fecha. «Sin eso y sin truchas, no hay Navidad».

2021. Un año parecido.Los comerciantes no perciben una recuperación clara y vaticinan una cuenta de resultados similar a la obtenida hace un año. Esperan que los datos de hoy palíen esa situación

Cuidarse.

Miguel Ángel, Candelaria, Cande, Miguel, María Luisa, Antonio Miguel... Todos hacen un llamamiento a la ciudadanía «a disfrutar de estos días en familia, pero respetando las normas contra la pandemia. Tenemos que cuidarnos porque llegar a la próxima Navidad igual que como estamos ahora sería terrible», resume el vecinos portuense. Destacan que en el Mercado de La Laguna «el control ha funcionado bastante bien. Es difícil impedir que la gente esté a metro y medio del resto, pero llevan la mascarilla, utilizan el gel, se saludan con la palabra a chocando el puño... Lo normal», defiende Miguel.

Compartir el artículo

stats