07 de julio de 2020
07.07.2020
Arona | Crisis en uno de los motores del turismo en Canarias

El jefe de Disciplina Urbanística confirma las coacciones a los funcionarios de Arona

El arquitecto Damián Hernández, que solicitó amparo al Ayuntamiento, sostiene en un informe oficial interno que el abogado Felipe Campos intimida, amenaza y coacciona para condicionar la ordenación del territorio

06.07.2020 | 23:51
Obras en un centro comercial en Arona.

El jefe del Servicio de Disciplina y Gestión Urbanística del Ayuntamiento de Arona, el arquitecto Damián Hernández Fumero, confirma las presuntas extorsiones, denunciadas por empresarios del Sur de Tenerife e investigadas por la Fiscalía Provincial de Tenerife, vinculadas al abogado Felipe Campos y al asesor del alcalde Nicolás Jorge, imputado por prevaricación y malversación de caudales públicos. Las intimidaciones y coacciones contra funcionarios del área de Urbanismo para frenar proyectos con intromisiones e injerencias en el planeamiento y amenazas para condicionar la disciplina urbanística están expuestas por Hernández Fumero, uno de los funcionarios de mayor rango con competencias urbanística de Arona, en un escrito oficial enviado el 26 de diciembre de 2019 al teniente de alcalde Luis García a quien solicita amparo ante las intimidaciones recibidas. Es la primera vez en la historia municipal de Arona que un funcionario de alto rango solicita protección ante las presiones recibidas para condicionar los informes urbanísticos.

El alcalde de Arona, el socialista José Julián Mena, destituyó el 22 de junio al concejal de Urbanismo, Luis García, quien ha aportado a la Fiscalía grabaciones, documentos e informes que avalan los testimonios de los inversores, empresarios y propietarios de suelo en Arona sobre las presuntas coacciones de Felipe Campos, que dispone de un acceso privilegiado a los asuntos urbanísticos del municipio por su conexión con Nicolás Jorge, a quien defiende el abogado. En el escrito de solicitud de amparo de 42 folios el jefe del Servicio de Disciplina y Gestión Urbanística del Ayuntamiento de Arona detalla con precisión las maniobras de Felipe Campos para intimidar a los funcionarios del departamento, para con "objetivos gravosos" intentar forzar con coacciones, amenazas e intimidaciones la independencia y objetividad de los empleados del área de urbanismo y quebrar así el principio de igualdad.

En su relato, el arquitecto Hernández Fumero se queja de la "actitud persecutoria" del abogado para tutelar e imponer una actuación urbanística acorde a sus intereses por parte de los empleados públicos del área de Planificación y Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Arona. El escrito del jefe del Servicio de Disciplina y Gestión Urbanística recoge expresiones como: "Felipe Campos ha evidenciado un especial interés en coartar la actuación de los servicios técnicos municipales", "la reiteración en la identificación personal de quien suscribe evidencia un intento de coacción a este funcionario, que se torna en una intolerable amenaza", "intenta exasperar e intimidar pretendiendo alterar su independencia y objetividad y forzar con subliminales coacciones y amenazas un posicionamiento municipal que quebraría el principio de igualdad", "Campos defiende sus intereses desde una velada contaminación, coacción, amenaza e intimidación a los empleados públicos, con el propósito de tutelar a su conveniencia la actuación de los mismos".

Estas frases constan en un escrito oficial firmado por Hernández Fumero y dirigido al teniente de alcalde de Urbanismo sobre el expediente del Centro Comercial Artslife & Shopping, construido en la avenida marítima de Los Cristianos, promovido por el empresario Diego Cano y precintado desde el verano de 2017 por unas presuntas irregularidades que el inversor niega. "Desde el inicio ha existido una extraña predisposición del denunciante [Felipe Campos] tendente a lograr la paralización o demora de la ejecución del edificio comercial, aún sin conocer las características y condiciones del mismo", explica el arquitecto Hernández Fumero en el informe, para añadir: "Todo lo que ha acontecido a lo largo de los dos últimos años y medio no es más que una actuación insistente y obstinada que se ha caracterizado por la presentación de escritos redundantes, algunos de los cuales contienen veladas coacciones y amenazas dirigidas a los técnicos municipales -fundamentalmente a quien suscribe- intentando alterar su objetividad e independencia".

Los testimonios sobre amenazas e intimidaciones avaladas por inversores del sur de Tenerife, entre ellos por Diego Cano, en representación de Melisofli SL, y Roman Ivakneko, de Kripo Solutions, señalan a Campos y sus contactos "privilegiados" a través de Nicolás Jorge en el Ayuntamiento a la vez que destacan la presencia en al menos tres reuniones con Campos de la hermana del alcalde de Arona, Jenny Mena, a la que presenta como una profesional de su bufete.

Según estas revelaciones, el abogado ofrece a propietarios de suelo e inversores asesoramiento y mediación para resolver proyectos y recalificaciones en el nuevo Plan General de Ordenación en tramitación en Arona. Entre las anómalas prácticas denunciadas está la amenaza de presentar un aluvión de reparos y demandas contra los proyectos urbanísticos de quienes rehúsan contratar sus servicios. "O pagas o te someten a un calvario judicial y administrativo que paraliza las inversiones", revelan estos empresarios.

El exconcejal de Urbanismo, Luis García, destituido el pasado 22 de junio por el alcalde, José Julián Mena, un mes después de exponer estas supuestas coacciones a sus compañeros socialistas del gobierno municipal en las que participaría el principal asesor del alcalde, asegura que se extienden a otros muchos proyectos urbanísticos del municipio aronero. García, que mantiene su acta de concejal, llevó estas supuestas irregularidades a la Fiscalía de la Audiencia Provincial después de que el alcalde no las tuviera en cuenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España