04 de marzo de 2020
04.03.2020
Los Realejos

Los Realejos homenajea a una de las primeras científicas de Canarias

El Ayuntamiento realejero da el nombre de María de Betancourt y Molina a una sala de la Casona de Rambla de Castro

04.03.2020 | 11:30
Manuel Domínguez y Macarena Hernández descubren la placa de la nueva sala María Betancourt y Molina

Los Realejos inauguró sus actos oficiales por el día Internacional de las Mujeres bajo el lema 'Las mujeres hacemos historia' con la presentación en la Casona de la Rambla de Castro de la publicación 'Mujeres Canarias', un nuevo trabajo de Le Canarien Ediciones ilustrado por el reconocido artista Víctor Jaubert y en el que una de sus protagonistas es una de las primeras científicas de Canarias: María de Betancourt y Molina, nacida en 1758 en Los Realejos.

El alcalde de la localidad, Manuel Domínguez (PP), inauguró los actos conmemorativos y procedió al descubrimiento de una placa que da nombre a una de las salas de audiovisuales que estrenará en breve la citada casona y que se conformará como un nuevo recurso didáctico del Aula de Naturaleza Rambla de Castro, con sede oficial en dicho inmueble.

La concejala de Igualdad del municipio, Macarena Hernández, y el representante de la editorial Zebensuí López Trujillo acompañaron al mandatario local que además dio paso a una ruta interpretada sobre la vida y obra del referido personaje femenino por el paraje natural de la Rambla de Castro en la que participaron las diferentes asociaciones de mujeres de Los Realejos.

Domínguez señaló que "el reconocimiento a esta realejera de tanta repercusión científica y cultural, a través de este nuevo libro, y la denominación de una da las estancias de su propia casa con su nombre pretende perpetuar su figura para las generaciones presentes y futuras, así como poner en valor a una gran mujer de la historia de Los Realejos"

"Con iniciativas como estas se aporta un grano más de arena para lograr un mundo más igualitario, con más tolerancia, con acentos de mujeres distintas y diferentes y, sobre todo, pretendiendo visibilizar y valorar las contribuciones de todas ellas al desarrollo integral de las islas en campos donde, hasta la fecha, no han recibido los suficientes reconocimientos públicos", explicó Domínguez.

Macarena Hernández destacó que "escritoras, médicas, políticas, pintoras, periodistas, científicas o folklóricas que, cada una en su ámbito de desarrollo personal y profesional, han dejado huella profunda en la historia de Canarias, a pesar de haber sufrido en muchas ocasiones el desprecio, el ninguneo y hasta la violencia por negarse a ser encarceladas en unos roles sociales predeterminados, y hoy son ejemplo innegable de superación, esfuerzo y reivindicación para las nuevas generaciones de Canarias".

'Mujeres Canarias' es un tributo a todas las mujeres, grandes y chicas, visibles o invisibles, pasadas y presentes, que juntas comparten el común destino de haber nacido y combatida en estas tierras atlánticas. "Es evidente que estamos lejos de que la igualdad de género sea una realidad, aunque pioneras como las que aquí presentamos nos han facilitado el camino. Por ello, debemos mantener viva la llama de su ejemplo para seguir sumando acciones que, más pronto que tarde, conviertan a canarias en una tierra de plena igualdad. Unas islas donde el género no condiciones la libertad individual y la capacidad de desarrollo personal de ninguna persona", remarcó Hernández.

En este libro recoge, entre muchas otras, la figura de Valentina la de Sabinosa, referente del folclore herreño y canario; Isabel González González, "Azucena Roja"; Baldomera María García Fuentes; Carlota María Angélica de la Quintana; Dorotea de Armas Curbelo; Elsa López; Isabel Medina; Josefina Pla; Lola Massieu; Lola de la Torre; María del Carmen Sarmiento Valle; María Rosa Alonso; Mercedes Pinto, o María Cristina del Pino Segura Gómez.

María Betancourt y Molina fue una de las pioneras científicas de Canarias, una mujer que fue capaz de trabajar con la meticulosidad de una científica en su laboratorio casero, cuando la enseñanza estaba restringida a los varones.

Por su casa pasaba toda la élite intelectual canaria y europea, esto le facilitó estar al tanto de los acontecimientos y cambios que se producían en el mundo. Implicada directamente en los problemas que generaba la industria de las manufacturas sederas y los intentos de mejorar la calidad y producción de esta práctica. Se aficionó desde temprana edad a la investigación y la ciencia. Fue, sin lugar a dudas, una destacada mujer de la sociedad tinerfeña de su época. Su contribución fue muy importante en la elaboración de recetas de tintes y en el diseño, junto a su hermano Agustín de Betancourt, de una máquina epicilíndrica para entorchar seda. Ambos presentaron en 1778 a la Real Sociedad Económica de Amigos del País, el documento titulado "Método económico para tintes de carmesí fino". También se debe a ella la primera cinta tejida de terciopelo en la isla de Tenerife y la modernización de la industria de la seda. Falleció en 1824. Sin embargo, de su legado apenas se sabe, más allá de algunas referencias biográficas ligadas a su hermano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España