08 de junio de 2019
08.06.2019
Tacoronte

Terminar la nueva biblioteca municipal costó 434.000 euros

El alcalde, Álvaro Dávila, y el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, visitaron ayer una instalación que acaba con años de precariedad

08.06.2019 | 06:28
Álvaro Dávila, Carlos Alonso y Esmeralda Estévez en la visita de ayer.

Convertir la estructura de un inacabado edificio de usos múltiples en la nueva biblioteca municipal de Tacoronte costó 434.000 euros. El alcalde y el presidente del Cabildo de Tenerife en funciones, Álvaro Dávila y Carlos Alonso, respectivamente, visitaron ayer una instalación ejecutada con fondos insulares y municipales que acaba con los años de precariedad de la vieja y reducida biblioteca situada en las Casas Consistoriales.

Un edificio moderno y luminoso acoge ahora los fondos bibliográficos del municipio, una biblioteca infantil, una gran sala de estudios, un espacio de usos múltiples, así como despachos y aseos.

"Desde que llegué al ayuntamiento hace ocho años, uno de mis objetivos fue que el municipio contara con una biblioteca acorde con una población de casi 24.000 habitantes. Teníamos una en las instalaciones del ayuntamiento que era relativamente pequeña, por lo que nos pusimos a trabajar en la búsqueda de alternativas mejores", remarcó Dávila.

El edificio que actualmente acoge la biblioteca pensaba destinarse, inicialmente, a la Policía Local, "pero decidimos que era el lugar más adecuado para la biblioteca que necesitaba Tacoronte".
Gracias a la financiación del Plan de Cooperación Municipal, el consistorio pudo terminar una biblioteca "como hay pocas en la Isla", según destacó ayer Dávila.

Alonso añadió que "una de las prioridades de estos años ha sido mejorar los equipamientos para la formación y, dentro del Plan Insular de Bibliotecas, hemos pretendido que todos los municipios cuenten con espacios adecuados para el estudio y la formación, centros vivos y polivalentes, con espacios específicos para los niños, y lograr que sean entes activos para la formación".

La actuación recibió unos 374.000 euros para los trabajos de ejecución del proyecto, que es obra del arquitecto municipal del Consistorio tacorontero, y otros 60.000 euros complementarios para el equipamiento y el mobiliario.

Un parque pendiente del futuro gobierno local

Dávila y Alonso también visitaron ayer la primera fase del parque urbano y deportivo de Hoya Machado, que en breve se completará con una zona específica para perros. Este gran espacio público, situado entre la trasera del ayuntamiento, el instituto Óscar Domínguez y la calle V Centenario, era uno de los proyectos estrella de Álvaro Dávila (CC), quien apostaba por construir en varias fases un gran parque de 75.000 metros cuadrados. La iniciativa, que cuenta con un espacio en uso de unos 9.000 metros cuadrados, quedará ahora pendiente de los planes del próximo gobierno local.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook