Sorpresa es la que se llevaron unos ladrones durante un robo en La Esperanza, en el municipio de El Rosario (Tenerife). Aprovechando la oscuridad que ofrece madrugada, tres delincuentes irrumpieron en las instalaciones de un bar de la zona. Tenían como objetivo, tras romper la puerta de entrada, hacerse con la recaudación de la máquina tragaperras y la máquina de cambio del establecimiento.

Mientras dos de ellos se encargaban de intentar sustraer el contenido de las máquinas a golpes, el tercero decidió ir a por un botín algo más especial. Tras unos segundos de espera, las cámaras de seguridad del local le grabaron sacando de la cocina dos mitades de tartas. Las colocó con cuidado en la barra y esperó a que sus compañeros terminasen, para llevárselas.

La imagen más curiosa llegó cuando los dos primeros salieron a toda prisa del lugar con el dinero obtenido mientras que el tercero lo hizo con sumo cuidado ya que llevaba las dos tartas en sus manos y no quería que se le cayeran o estropearan.

Sergio, el dueño del local que abrió hace apenas unos meses, le cuenta a Antena 3 que "no podía dejar de reírse al ver a los ladrones llevándose sus tartas". Él mismo reconoce que "las tartas son caseras y las elaboran ellos mismos y dice que son el principal atractivo de su negocio".

Es posible que los ladrones tuvieran bien 'analizado' el local al que acudieron a robar y descubrieran así lo conocidas que eran las tartas del lugar. Quizás hasta las llegaron a probar antes del crimen y no quisieron controlarse al verlas sin protección en la cocina.