En la tarde de ayer, el santacrucero barrio de Azorín volvió a convertirse en el escenario de un nuevo altercado, quizás el episodio más grave ocurrido en los últimos tiempos, según la opinión de los vecinos. La multitudinaria pelea callejera, en la que se vieron implicadas alrededor de unas diez personas, se desataba en los aledaños del pabellón Pancho Camurria, en la zona del Albergue municipal, más concretamente en la plaza situada en la calle Caracas.

La refriega comenzó con gritos e insultos, a los que siguieron casi de inmediato agresiones y golpes con palos. Uno de los protagonistas, según relata un testigo ocular, llego incluso a esgrimir un cuchillo de grandes dimensiones. Como consecuencia de la reyerta, algunas personas resultaron heridas leves y hasta el lugar se desplazó una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario, que trasladó a un centro hospitalario a un varón que presentaba un traumatismo en la cabeza. También intervinieron agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerifeasí como de la Policía Nacional.

Los vecinos señalaron que no es el primer incidente de este tipo que tiene lugar en la zona, al tiempo que reiteraban su demanda de contar con más presencia policial.