Estudio científico

Groenlandia ha perdido un tercio de su hielo en los últimos 45 años

Este estudio se ha centrado en analizar miles de imágenes satelitales de las últimas décadas para analizar las interacciones entre los glaciares, el océano y las variaciones del clima en el norte de Groenlandia

Las plataformas de hielo de Groenlandia han perdido más de un tercio de volumen desde 1978.

Las plataformas de hielo de Groenlandia han perdido más de un tercio de volumen desde 1978.

Valentina Raffio

Groenladia se deshace a un ritmo inaudito. Según desvela una investigación publicada este martes en la revista 'Nature communications', la mayor plataforma de hielo del hemisferio norte ha perdido más de un tercio de su volumen en los últimos 45 años. Se trata, según los expertos, de una cifra mucho más grande de lo que se había estimado hasta ahora. ¿Su desencadenante? La elevada temperatura del océano circundante que, a su vez, sufre los efectos del calentamiento global y el avance de la crisis climática. "El deshielo de esta zona podría provocar el desprendimiento de bloques de hielo y un mayor aumento del nivel del mar", argumenta los expertos que han liderado este análisis.

El estudio se ha centrado en analizar miles de imágenes satelitales de las últimas décadas para analizar las interacciones entre los glaciares, el océano y las variaciones del clima en el norte de Groenlandia. A partir de ahí, gracias a la ayuda de modelos climáticos, se pudo rastrear la evolución del deshielo en esta remota región del planeta. Según explica el equipo liderado por Romain Millan, de la Universidad de Grenoble, la pérdida de hielo en el norte del planeta se ha acelerado de forma sustancial desde el año 2000.

Los datos resultan escalofriantes. Tres de las ocho plataformas de hielo que sostienen los glaciares de Groenlandia se han derrumbado por completo en los últimos veinte años. Los expertos advierten de que las cinco restantes se encuentran en una situación crítica. "La pérdida de volumen de estas plataformas de hielo está desestabilizando a los glaciares cercanos, que seguirán retrocediendo mientras el océano se calienta", advierte el análisis publicado este martes. De seguir así, advierten, el casquete polar del norte del planeta podría desvanecerse en las próximas décadas.

Tres de las ocho plataformas de hielo que sostienen los glaciares se han derrumbado por completo en los últimos veinte años

Aumento del nivel del mar

Ya son muchos los estudios que advierten de que algo tan aparentemente lejano como el deshielo de las zonas polares del planeta podría tener consecuencias para el resto del globo. El ejemplo más claro, según recalcan los científicos, es cómo el avance de este fenómeno está aumentando sustancialmente el aumento del nivel del mar. En el caso concreto de Groenlandia, el análisis publicado en 'Nature communications' estima que la pérdida de hielo de los últimos 45 años ha contribuido a un 17,3% del aumento del nivel de los océanos observado entre los años 2006 y 2018.

En estos momentos, según apuntan las últimas estimaciones, el nivel medio del mar ha aumentado una media de 20 centímetros respecto a hacer tan solo unas décadas. De seguir así, si la crisis climática sigue avanzando al mismo ritmo que hasta ahora, todo apunta a que en el próximo siglo y medio podríamos vivir un aumento de 1,4 metros de las aguas. Este fenómeno podría poner en peligro a las poblaciones costeras de todo el mundo, donde en estos momentos habita el 10% de la población mundial. El equivalente a 600 millones de personas.

El deshielo de Groenlandia ha contribuido a casi un 20% del aumento del nivel del mar de las últimas décadas

Según sentencia el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), la única manera de evitar un calentamiento global extremo es conseguir que las emisiones globales alcancen su pico antes de 2025 y caigan prácticamente a la mitad antes de llegar a 2030. Los últimos análisis publicados por la comunidad científica apuntan a que la ventana para conseguir este objetivo se cierra cada vez más rápido pero que, aún así, sigue estando a nuestro alcance.